Avistamiento en el Princesa Sofía

El estornino rosado, otro rara avis para La Línea

  • El avistamiento de este pájaro supone la especie número 100 catalogada en el parque Princesa Sofía desde 2012

Comentarios 1

Sus majestades los Reyes Magos de Oriente han adelantado un regalo muy especial a los ornitólogos del Campo de Gibraltar. Un estornino rosado (Pastor roseus), un ave que habita entre el sudoeste de Asia y el este de Europa, fue avistado hace pocos días en el parque Princesa Sofía de La Línea por primera vez desde que se tienen datos. La aparición de este ejemplar, que es una especie considerada rareza por el Comité de Rarezas de SEO/Bird Life y que necesita ser homologada por el mismo, ha revolucionado a la comunidad ornitológica de toda la zona en los últimos días. David Cuenca, el descubridor de este pájaro, coincide con sus compañeros ornitólogos en que su presencia es "muy rara", tan alejada de su área de distribución normal, en lo que, además, supone la especie número 100 catalogada en el Princesa Sofía.

El pasado uno de enero el ornitólogo linense David Cuenca (del GOES -Grupo Ornitológico del Estrecho-) descubrió la presencia de un estornino rosado en el Parque Princesa Sofía de La Línea mientras paseaba. Este no tardó en identificarlo y en poco tiempo se formó un zafarrancho. Ornitólogos de todas partes comenzaron a desembarcar en el Princesa Sofía para observar a este ejemplar de pastor roseus, cuyo avistamiento es la primera cita de los últimos años tan al sur de la península Ibérica. Se cuenta que han sido en torno al medio centenar de personas dedicadas a la ornitología las que se han acercado para ver a este pájaro en los últimos días.  

El estornino rosado es un ave que frecuenta las latitudes que comprende desde el sur de Ucrania hasta el norte de Irán y se extiende hasta el noroeste de China. Ocasionalmente se les ve en zonas del este de Europa, y los inviernos suelen pasarlos en la India, lo que hace rara avis su localización tan lejos de su área de distribución. Normalmente se suelen ver por estas fechas estorninos negros (Sturnus unicolor), que son aves residentes en la zona, e incluso algún que otro estornino pinto (Sturnus vulgaris), antaño mucho más frecuentes en el Campo de Gibraltar y que ahora vienen a pasar el invierno. Pero lo del estornino rosado es algo muy singular. 

"Paseaba por el parque mientras buscaba algún pájaro interesante cuando lo identifiqué", comienza a explicar David Cuenca. "Saqué rápidamente la cámara y pude hacerle algunas fotos. Las justas para asegurar la identificación de que era un estornino rosado. Gracias a ello el parque Princesa Sofía se llenó de un montón de ornitólogos de toda la zona para verlo. Para mi es un bimbo, que es como conocemos los ornitólogos a una especie que vemos por primera vez", asegura. 

"Para el parque Princesa Sofía es muy importante que aparezcan cosas así. Yo llevo un listado de especies avistadas del parque desde 2012 y con el estornino rosado se llega a la cifra número 100. Qué mejor manera de alcanzar una cifra tan redonda con un pájaro tan raro. Es una gran satisfacción descubrir algo así para los que estamos todos los días de aquí para allá por el parque", confiesa. 

"Normalmente el estornino rosado frecuenta las zonas más allá del Mar Negro, en Asia, e incluso algunas veces se le ha visto en zonas al este de Rumanía. Aún así lo normal es que tipo de pájaro habite en territorios hacia el este de Turquía. Es muy raro que acabe tan al sur de la península Ibérica y más en estas fechas. Lo más probable es que entrara en los meses finales de verano o principios de otoño", dice.

"Estos dos últimos años han sido muy buenos en lo que a aves se refiere. Desconocemos cómo ha llegado tan lejos este estornino y además parece estar sólo. No es descartable que se mezclase con alguna otra banda de estornino pinto durante su migración y llegara aquí con ellos, ya que este invierno son particularmente abundantes", plantea.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios