La Línea

La empresa linense Promaga, de nuevo entre las que más deben a Hacienda

  • La inmobiliaria tiene una deuda de 70 millones de euros y aparece en la lista desde 2015

La sucursal que Promaga tenía en el centro comercial San Roque Golf Resort, en la entrada al San Roque Club. La sucursal que Promaga tenía en el centro comercial San Roque Golf Resort, en la entrada al San Roque Club.

La sucursal que Promaga tenía en el centro comercial San Roque Golf Resort, en la entrada al San Roque Club. / e. s.

Una empresa de La Línea, Promaga, se encuentra entre las que más dinero debe a Hacienda. La promotora inmobiliaria aparece en el listado que la Agencia Tributaria hace público una vez al año desde la primera vez en el que salió a la luz, en 2015. Entonces era la novena, con una deuda de 71.585.676,91 euros, y en la cuarta edición de la lista, que fue publicada la semana pasada, aparece en el puesto 17º con 70.796.871,32.

De este listado forman parte 4.318 contribuyentes que acumulan una deuda total de algo más de 15.300 millones de euros, unos 100 millones menos que el año pasado. El número de deudores también disminuye: hay 231 morosos menos que en la relación de 2017. Todos tienen una cosa en común: a 31 de diciembre de 2017 debían más de un millón de euros al fisco, deudas que no estaban suspendidas ni aplazadas.

El administrador único de Promaga es el empresario Manuel Gavira y su domicilio social está situado en la calle Real. A pesar de este enorme débito, la empresa aparece como activa y no ha entrado, como otras que se encuentran en esta situación, en concurso de acreedores.

Promaga vivió su mejor época en la década de los 2000, antes de que la caída del ladrillo se llevara por delante infinidad de promotoras inmobiliarias. Por aquella época, la empresa de Manuel Gavira construyó una gran cantidad de viviendas no sólo en La Línea, sino también en otras zonas de la comarca y en la Costa del Sol. En 2005, la empresa contaba con una cartera de suelo de más de 4.000 viviendas y tenía previsto facturar alrededor de 50 millones de euros.

Entre sus proyectos también se encontraban promociones de viviendas en Ecuador -una de ellas de una urbanización de 1.300 viviendas y un centro comercial-, donde sus compradores, la mayoría residentes en España, se han unido en diferentes grupos para reclamar la finalización de las obras o la devolución de las cantidades que entregaron. Para vender estas casas Promaga llegó a tener oficinas en Madrid y Murcia en torno al año 2008.

A pesar de la importante deuda con Hacienda, el capital social de la empresa a 2016 era de 24 millones de euros. En 2014, las ventas de la sociedad ascendieron a algo más de 5 millones de euros, pero en los dos años posteriores cayeron a cero.

Promaga es propietaria al 99,99% de Las suites de San Roque Club, un complejo de 32.000 metros cuadrados y 101 habitaciones que se encuentra cerrado desde noviembre del año pasado, aunque durante los dos años anteriores fue gestionado por otra empresa.

En abril de 2016, Manuel Gavira y técnicos de su empresa se reunieron con el alcalde de La Línea, Juan Franco, y el concejal de Impulso y Desarrollo Urbano, Juan Carlos Valenzuela, para presentarles un proyecto para desarrollar los suelos que Promaga posee en la calle Cartagena, en la zona denominada como Cañada Real, que abarca el margen de esta vía entre el campo de fútbol del Zabal y la rotonda del tanatorio. La intención era desarrollar en una superficie de 120.000 metros cuadrados viviendas de protección oficial, además de zonas destinadas a equipamientos comerciales y de carácter lúdico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios