La Línea

El drago del parque, totalmente asentado cuatro años y medio después de su traslado

  • Se han retirado seis de los 12 anclajes que lo sostienen desde su trasplante al Princesa Sofía

La retirada de las trinchas en el drago, este miércoles La retirada de las trinchas en el drago, este miércoles

La retirada de las trinchas en el drago, este miércoles / E. S.

El drago del parque Princesa Sofía, un ejemplar casi bicentenario, de los más grandes de Europa continental y más antiguo que el municipio de La Línea, se encuentra totalmente asentado en el emplazamiento que ocupa desde julio de 2015, cuando fue trasladado desde la Villa San Juan, en la calle Jardines, donde la vivienda con un extenso jardín fue convertida en una promoción de viviendas. 

Personal de la empresa Grupo Raga, encargada de los trabajos de detección de plagas en el parque Reína Sofía, retiró este miércoles los anclajes artificiales del drago. De momento, se han eliminado seis de las 12 trinchas colocadas inicialmente, decisión que ha sido justificada por personal de la empresa por atender a los movimientos del árbol y frecuencia de los vientos durante los próximos 30 o 35 días, plazo tras el cual se quitarán todas las sujeciones una vez confirmado su pleno asentamiento en el terreno.

La concejal y delegada municipal de Medio Ambiente, Raquel Ñeco, comprobó el desarrollo de los trabajos y destacó la importancia de esta especie y de los cuidados que por parte de la empresa se están llevando a cabo en la zona.

Grupo Raga también ha dado por controlada e incluso desaparecida la presencia del picudo negro en la zona y se temía que podría afectar a los dragos y a las especies distribuidas por la zona de levante. Durante los últimos meses, la empresa ha instalado un anillo de trampeo para capturas masivas y un monitoreo con el objetivo de conocer el mantenimiento de la plaga. Como tratamiento, se ha actuado con un endopatógeno ecológico y biológico, que parasita al insecto y termina matándolo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios