Jonathan Quiñones | Mejor expediente de FP "El premio por mis notas de FP lo veo anecdótico"

  • Humilde y sincero, el linense Jonathan Quiñones demuestra con su ejemplo de superación que siempre es posible cambiar de rumbo laboral

Jonathan Quiñones, frente al Museo Cruz Herrera de La Línea. Jonathan Quiñones, frente al Museo Cruz Herrera de La Línea.

Jonathan Quiñones, frente al Museo Cruz Herrera de La Línea. / E.S

El linense Jonathan Quiñones tiene 36 años. Y acaba de recoger un premio autonómico como poseedor de uno de los mejores expedientes académicos de la Formación Profesional en Andalucía. Notazas, que está de moda decir. Pese a ello está desempleado. Pero su ánimo no decae porque, a lo largo de su vida, ha alcanzado otras veces cotas de superación que ahora le hacen ser un ejemplo para quien crea que, como suele comentarse, ya está todo el pescado vendido y no se puede cambiar de rumbo. 

"He estado muchos años en Gibraltar en una empresa dedicada a la reforma de viviendas incluyendo la decoración. Trabajábamos en las casas desde cogerlas en ruinas y llenas de escombros hasta dejarlas con las lámparas puestas. ¿Qué pasó? Pues que la verdad es que es un trabajo muy físico y duro por el acarreo de los materiales y otras cuestiones, así que decidí hacer el grado superior de mecanizado en el Virgen de la Esperanza porque tenía el medio de esta misma titulación y partía con conocimientos", explica con gran facilidad y claridad oratoria. 

"El premio por el mejor expediente académico de la FP lo veo como algo anecdótico. ¿Que si soy muy humilde? Bueno, eso lo tienen que decir otras personas y no yo", aclara con una modestia apabullante. 

¿Qué es un especialista en mecanización? Básicamente, es el trabajador que prepara y maneja las piezas mecánicas y tienen conocimientos específicos en el torneado y fresado

Quiñones ha vivido ya la experiencia de una etapa de prácticas y un primer contrato de trabajo que ha desempeñado a satisfacción de sus jefes en la factoría palmoneña de Acerinox. Dicha relación laboral concluyó el pasado 30 de septiembre. Y al tratarse de unos meses de incertidumbre laboral para esta firma, él espera que haya alguna próxima llamada una vez el panorama empieza a aclararse

Hay una clave en el cambio de rumbo de laboral de Quiñones, que se percibe nada más se entabla conversación con él: pasión por lo que hace. Su trabajo le gusta. Habla con gusto de su fase en Acerinox y de la titulación obtenida -reconocimiento incluido- que le ha permitido contar con esa primera oportunidad laboral. "Ahora espero que lleguen otras claro", afirma con un tono de esperanza y optimismo. 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios