La Línea

La Guardia Civil desmantela un punto ilícito de venta de aves

  • Agentes del Seprona localizan en el mercadillo un puesto con ejemplares de especies que están protegidas

Comentarios 4

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes a la patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), adscritos al puesto principal de San Roque, desmantelaron en La Línea un punto de venta ilícito de aves fringílidas que están protegidas.

Según informó ayer la Guardia Civil en un comunicado de prensa, el servicio realizado en el municipio está enmarcado dentro de las inspecciones que los agentes realizan en establecimientos dedicados a la venta de animales y en puntos habilitados para la venta ambulante.

Así, el pasado viernes, efectivos del Seprona realizaron una inspección en el mercadillo de la calle de Las Flores y detectaron a una persona que estaba vendiendo aves fringílidas. Al proceder a la inspección localizaron en el interior de una batea artesanal que portaba el infractor, 28 jilgueros (Carduelos carduelis) y 8 pardillos comunes (Carduelis cannabina), todos ellos sin anillar, tras lo que fueron liberados a su medio natural.

La Guardia Civil levantó un acta de denuncia contra la persona que ejercía la actividad ilícita por infracción a la Ley 8/2003 de flora y fauna silvestre, en concordancia con la instrucción 1/1997, sobre autorizaciones excepcionales para capturas de aves fringílidas en Andalucía remitida a la delegación provincial de la Consejería de Medio Ambiente de Cádiz, al encontrase prohibida la venta y comercialización de los citados especímenes sin la autorización.

La Guardia Civil recordó que las aves fringílidas son especies que no se pueden cazar. "Sólo se autoriza el jilguero (Carduelis carduelis), el verdún común (Carduelis chloris) y el Pardillo común (Carduelis cannabina), de forma excepcional en pequeñas cantidades y con las limitaciones precisas para garantizar la conservación", señaló el Instituto Armado en el citado comunicado de prensa.

No es el único servicio realizado últimamente por el Seprona en la comarca relacionado con la venta de aves protegidas. Según informó la Guardia Civil la semana pasada, fueron liberados 10 jilgueros que habían sido capturados de manera furtiva y se levantó un acta contra el cazador.

Estas aves están migrando en esta época hacia zonas más cálidas y su captura sólo está permitida de manera excepcional. Sólo durante la semana pasada, este servicio de la Guardia Civil liberó a más de un centenar de estas aves.

36

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios