Guardia Civil Un vecino de La Línea, investigado por 12 delitos de maltrato animal contra caballos y burros

  • El maltrato y abandono continuado de los equinos ha provocado la muerte de seis animales y lesiones graves a otros tantos

  • El Seprona mantiene la investigación por si hay más animales con daños

Uno de los caballos muertos hallado en la finca. Uno de los caballos muertos hallado en la finca.

Uno de los caballos muertos hallado en la finca. / OPC / Guardia Civil

La Guardia Civil ha citado como investigado a un vecino de La Línea al que se considera presunto autor de un delito continuado de maltrato animal sobre una docena de caballos y burros. Según el instituto armado, ocasionó lesiones graves e incluso la muerte de 6 de los equinos

El investigado (actual denominación para los imputados) es tratante de equinos (caballos y burros) desde hace varios años, llegando a tener inscritos en su explotación ganadera un total de 175 animales. Según la versión de la Guardia Civil, sobre estos animales se habían presentado multitud de denuncias por "evidente falta de control y vigilancia". Estaban en varias fincas de La Línea y San Roque, si bien desde hacía meses eran habituales las actuaciones de las autoridades porque se acercaban a las carreteras o a las zonas habitadas sin control. Además, la mayoría aún estaban inscritos a nombre de sus antiguos propietarios. 

Los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Comandancia de la Guardia Civil de Algeciras, encargados de la investigación, averiguaron que el investigado recibía altas sumas de dinero de personas de nacionalidad extranjera que se ofrecían a costear el mantenimiento de los equinos al ver sus malas condiciones de vida. 

El investigado no solo no protegía a los animales, sino que los repartía por distintos enclaves del Campo de Gibraltar sin custodiarlos y sin que recibieran los cuidados necesarios, dejándolos en un total estado de abandono.

Las pesquisas se han prolongado durante más de un año dada la dificultad de localizar tanto a los animales como al supuesto autor del maltrato animal, así como para determinar el daño concreto sufrido por los animales.

Burros abandonados en una de las fincas del investigado. Burros abandonados en una de las fincas del investigado.

Burros abandonados en una de las fincas del investigado. / Guardia Civil

La Guardia Civil ha logrado demostrar la autoría hasta el momento de doce delitos relativos a la protección de la flora y la fauna y animales domésticos por el abandono de otros tantos animales con el resultado de seis equinos muertos por lesiones y seis con lesiones graves. Estos últimos han sido trasladados a una asociación en Marbella (Málaga). Se considera un delito de maltrato animal independiente por cada uno de los animales que sean lesionados por la mala praxis de su propietario y cuidador.

La patrulla del Seprona de San Roque, junto a la autoridad judicial competente de los Juzgados de Instrucción de La Línea y la Fiscalía de Medio Ambiente, trabajan en las medidas cautelares judiciales para retirar todos los animales de los que se conoce que el investigado es responsable. Según los cálculos de las autoridades, en la actualidad hay constancia de que es dueño de 113 equinos (70 burros y 43 caballos) para que sean reconocidos por los veterinarios para determinar si hay una responsabilidad penal añadida.

Para llevar a cabo estos reconocimientos veterinarios, así como los cuidados básicos que necesitan los animales, se cuenta con el apoyo de la Asociación Refugio El Burrito, con sede en la localidad de Fuente de Piedra (Málaga), los cuales también se han comprometido a buscar un destino que asegure el bienestar animal de los mismos a través de una campaña en redes sociales, páginas web y otros medios de comunicación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios