La Línea

Cantar en La Línea, cuestión de paciencia

  • La comparsa algecireña 'Callejeros' se marchó el martes sin actuar tras "dos horas de espera"

  • Festejos afirma haber cumplido con los tiempos establecidos para cada agrupación

La comparsa 'Febrerillo el loco' durante su actuación de anoche en La Línea. La comparsa 'Febrerillo el loco' durante su actuación de anoche en La Línea.

La comparsa 'Febrerillo el loco' durante su actuación de anoche en La Línea. / ¡jorge del águila

La Concha Fina rezuma carnaval esta semana por cada esquina. Su epicentro, el Palacio de Congresos, donde se celebra hasta el próximo viernes el Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de La Línea.

El carnaval no entiende de ofendidos y de denuncias sin fundamento a coplas que no dejan de ser solo una parodia. En el Palacio de Congresos el carnaval parece no entender de relojes. La comparsa algecireña Callejeros se marchó del recinto el pasado martes sin actuar tras, aseguran, dos horas de espera. "Estuvimos una hora esperando en un parking interior y una hora y poco en camerinos", denuncia Miguel Monfillo, director de la agrupación algecireña.

"Llevábamos seis años sin cantar en La Línea y nos hacía ilusión", lamenta Monfillo

"Nos llamaron la mañana del martes y nos dijeron que había que estar a las 22:30, que La Línea era un concurso serio, así, literal. Cantamos en Algeciras (21:30) y fuimos corriendo por la carretera para allá. Llegamos a tiempo y nos dijeron que el concurso había empezado con retraso y que la chirigota invitada (Los quitapupas, primer accésit en Cádiz) tenía contratado un pase de una hora. A las 00:45 aún no nos tocaba cantar", explica el comparsista algecireño. "Llevábamos seis años sin participar en La Línea. Le dije al grupo que aguantásemos por el pueblo linense, pero vieron que se trataba de una falta de respeto a gente que tenía que despertarse a las 5:00 para ir a trabajar", lamenta.

No solo ha denunciado la situación Monfillo. Su paisano Luis Martín, representante de la chirigota Son frescas de la bahía, en segunda posición el martes, también asegura haber tenido que aguardar en camerino una hora para actuar.

Al hilo del problema, Festejos reconoce haber cumplido con el protocolo habitual: "Se llama a las agrupaciones esa mañana para recordarles que tienen que estar una hora antes en el Palacio de Congresos", asegura la edil de Fiestas, Susana González.

González, que afirma haber hablado el pasado martes con la agrupación, se refiere directamente a la marcha de la comparsa Callejeros: "Ellos sabían que cantaban tras el descanso. Digo lo sabían porque el sorteo es público y porque fueron de las agrupaciones que pidieron cambiar su puesto por incompatibilidad. No creo que sea responsabilidad de Fiestas que lleguen antes de la hora a la que se les cita y tengan que esperar".

El quid de la cuestión parece hallarse en esa llamada que Miguel Monfillo asegura haber recibido y de la que no tienen constancia en Festejos. "Hay que estar aquí a las 22:30, esto es un concurso serio", manifiesta Monfillo que le dijo la voz que al otro ladodel hilo telefónico aseguraba representar a la delegación.

Ese sibilino mensaje patinó al decir la hora de citación. De ir más allá la polémica acabará en una suerte de juego del Cluedo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios