Entevista | Francisco Gómez, alcalde de Jimena "El 90% de ocupación hasta agosto demuestra nuestra apuesta por el turismo de interior"

  • "Nos hemos visto solos en la gestión de la pandemia. Echamos en falta la de la Junta de Andalucía con el Plan Aire, reducido al 50%", afirma Gómez

Francisco Gómez, alcalde de Jimena. Francisco Gómez, alcalde de Jimena.

Francisco Gómez, alcalde de Jimena. / Nacho Marín.

Francisco Gómez recupera poco a poco la normalidad al frente del Ayuntamiento de Jimena, que ha tenido que reinventarse durante el estado de alarma para atender a su población. El regidor ha echado de menos una mayor implicación de las administraciones, pero agradece el papel que han llevado a cabo vecinos y empresas del municipio para controlar la expansión y los efectos económicos de la Covid-19. 

¿Qué cantidad ha destinado el Ayuntamiento a los vecinos más afectados?

El Ayuntamiento ha hecho un esfuerzo importante. Hemos podido invertir sobre 40.000 euros y en el presupuesto municipal, que esperamos aprobar ahora en julio, vamos a incorporar una partida de unos 80.000 euros: 45.000 para pymes y el resto para tema social, pago de los suministros básicos y alimentos. No nos esperábamos tanta incidencia. Hemos estado dando ayuda a unas 150 familias a las que hemos suministrado comida, pero cuando se empezaron a pagar los ERTE la cosa se relajó un poco.

¿Ha echado en falta ayuda de otras administraciones?

Entiendo que el inicio de la pandemia cogió desprevenido a todo el mundo, pero nosotros nos hemos visto solos. Los apoyos de otras administraciones no se han visto mucho aquí. En las primeras semanas, cuando se suspendió el servicio de dependencia, el Ayuntamiento asumió la atención con su propio personal y con los pocos medios que tiene hasta que se regularizó la situación. En el tema de ayudas ahora estamos echando en falta la de la Junta de Andalucía, que es la que tiene que ayudar a los pueblos de interior como Jimena. El Plan Aire se ha reducido prácticamente al 50% con respecto al último plan de empleo que se puso en marcha en el municipio. Estamos en una situación en la que las administraciones se tienen que volcar más, sobre todo en los pueblos de interior.

"Antes de la segregación de Tesorillo éramos un pueblo pobre. Ahora somos dos muy pobres"

En cambio sí que se han volcado vecinos y empresas.

La comunidad china y pequeñas empresas han donado al Ayuntamiento todo el material sanitario que tenían. Y muchos particulares han hecho campañas de recogida de comida para un pequeño banco de alimentos que el Ayuntamiento ha tenido que poner en marcha. En la Estación ahora no está Cáritas, con lo cual no teníamos una asociación u ONG que lo gestionara. Estamos hablando de ayudas en especie, económicas, de voluntariado… Los agricultores han colaborado y siguen ayudando, la asociación de Arrieros y Corcheros y la Asociación de Caza con las fumigaciones. Aún seguimos haciéndolas tres veces en semana, ahora con una empresa especializada, pero desde el principio el pueblo se ha fumigado completamente de tres a cuatro veces en semana gracias a la colaboración ciudadana y de las empresas porque el Ayuntamiento no tenía capacidad de hacerlo por sí solo. En estos momentos se ha notado la condición de la gente de Jimena.

¿Ha notado un incremento del turismo ante la situación en la costa?

Mucha gente está eligiendo mucho el turismo de interior. Jimena tiene hasta mediados de agosto una tasa de ocupación de entre el 80% y 90%, algo que no es normal pero que nos alegra bastante. La gente viene a buscar una casa rural, la independencia del núcleo familiar, que no haya relación con mucha gente por el miedo al Covid. En Jimena hay 1.000 camas y que tengamos esa ocupación demuestra que se elige el interior y Jimena como una opción importante. En parte la apuesta que ha hecho este Ayuntamiento por el turismo interior se está notando. Otros años en estas fechas la tasa ha sido entre el 50 y el 60%.

Francisco Gómez, en su despacho. Francisco Gómez, en su despacho.

Francisco Gómez, en su despacho. / Nacho Marín

¿Qué incidencia ha tenido el estado de alarma en las empresas?

Sabemos que hay algunas que van a esperar a que pase el verano, pero ahora mismo no tenemos un recuento total. En hostelería la mayoría ya están todos abiertos. No creemos que la incidencia sea tan grande como en otros lugares.

El cierre de las piscinas ha debido ser una decisión complicada.

Ha sido una decisión muy meditada, sobre todo porque somos el pueblo más interior del Campo de Gibraltar y hay gente que no tiene la facilidad de ir a la playa entre semana, porque ahora en fin de semana es prácticamente imposible. Ha primado la seguridad de los vecinos antes de que se puedan dar un chapuzón. Ahora mismo hay zonas bañables en el río, que todavía corre. Todo el mundo ha entendido la decisión y que es por el bienestar de todos, porque se está viendo que hay muchos rebrotes. Aquí no se registran casos desde hace tres semanas y queremos que siga así. Ha sido un año duro y tenemos que hacer un sacrificio si el año que viene queremos volver a la normalidad.

La Junta le ha atribuido a Jimena al menos dos casos de coronavirus de otros municipios.

Los datos no han sido reales. Siempre se ha hablado que Tesorillo y Castellar estaban libres pero no ha sido así porque han tenido casos que se nos han asignado a nosotros. La gente está muy concienciada y hay que agradecer el trabajo que han hecho Guardia Civil y Policía Local para que la gente respetara las normas. Hemos tenido un fallecido por Covid-19 y esas cosas marcan, sobre todo en pueblos pequeños.

¿Cómo ha afectado la pandemia a los proyectos para el municipio?

Antes del estado de alarma estábamos trabajando en los cuatro bloques que entendemos que van a suponer el motor económico del municipio y que van a hacer que Jimena siga la tendencia positiva. Aunque no hay que olvidar que la segregación de San Martín del Tesorillo le ha supuesto un golpe económico importante. Siempre hemos dicho que hemos pasado de ser un municipio pobre a ser ahora dos municipios muy pobres. Esto supone una serie de ajustes y nos marcamos como objetivos atraer proyectos y empresas para conseguir una recaudación mayor y un mayor movimiento económico.

"Esperamos ingresar entre 400.000 y 500.000 euros con la regularización de viviendas"

¿Cuáles son esos bloques?

El proyecto de canuto largo, de turismo de lujo en el municipio, que ahora hemos podido reactivar y estamos empezando a conceder las primeras licencias de obras. También el desarrollo del polígono industrial, que estábamos en conversaciones con varias empresas para que el municipio por fin tenga una zona industrial. Otra parte importante son los parques fotovoltaicos, además de las modificaciones de planeamiento en los diferentes núcleos para reactivar desde el punto de vista turístico y empresarial el municipio.

También tienen pendiente la regularización de viviendas fuera de ordenación.

La ordenanza del régimen AFO (Asimilado a fuera de Ordenación) ya está aprobada y ahora hay que aprobar la ordenanza fiscal, que esperamos tener antes de que termine el verano, y ya empezaremos a regularizar las viviendas que se pueden acoger al decreto. La oficina técnica del Ayuntamiento y del Castastro municipal tienen ya un trabajo hecho, pero es verdad que administrativamente va a tener un trabajo importante. Va a ser una inyección económica porque se van a tener que pagar una serie de tasas y también hay otros impuestos. Jimena ha estado descontrolada urbanísticamente durante muchos años. Aún no cálculo estimado porque hay que estudiar cada caso de forma minuciosa. Si se realiza el trabajo de aquí a final de año, ya se aplicaría para 2021 y supondría un ingreso de entre 400.000 y 500.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios