Gibraltar

Gibraltar advierte de la posibilidad de que haya controles en la Verja si no hay acuerdo para el Brexit

  • Los gibraltareños serían considerados ciudadanos de terceros países para la UE

  • El Ejecutivo del Peñón avisa de la posibilidad del sellado de pasaportes y de estancias limitadas

La frontera entre La Línea y Gibraltar. La frontera entre La Línea y Gibraltar.

La frontera entre La Línea y Gibraltar. / Nacho Marín

El Gobierno de Gibraltar advierte de que un Brexit sin acuerdo entre Reino Unido y la Unión Europea podría conllevar la aplicación de controles en la Verja a partir del 1 de enero. Así lo ha indicado el Ejecutivo de Picardo tras la publicación de su primera Nota Técnica actualizada, que tiene por objeto orientar a los ciudadanos y las empresas en caso de que no sea posible concretar un acuerdo que abarque la futura relación de Gibraltar con la Unión Europea.

El documento establece que el régimen jurídico que seguirá aplicándose en la frontera es el Código de Fronteras de Schengen. La principal diferencia será que los ciudadanos del Reino Unido, incluidos los gibraltareños, se convertirán en ciudadanos de terceros países para la UE y, por lo tanto, estarán sujetos a un régimen de control diferente.

El Gobierno del Peñón aclara que seguirá trabajando para llegar a un acuerdo y empleará "su mayor esfuerzo y toda la buena voluntad política del mundo", pero advierte de que si no es posible llegar a un acuerdo, "habrá consecuencias para la movilidad de las personas a través de la frontera".

Entre esas posibles consecuencias para los gibraltareños, en su calidad de nacionales de terceros países para la UE -sin perjuicio de los acuerdos para mitigarlas-, figuran el sellado de los pasaportes al entrar o salir del Espacio Schengen, el escaneado de documentos, un límite de estancia en el Espacio Schengen de 90 días en cualquier período de 180 días, la posibilidad de interrogar a los nacionales de terceros países sobre el motivo de su entrada en Schengen y las condiciones de su estancia, la posibilidad de comprobar que disponen de medios de subsistencia durante su estancia en Schengen e, incluso, la aplicación, a partir de 2022, del sistema de autorización previa de viaje ETIAS (similar al que se aplica para entrar en Estados Unidos).

"El status quo (lo que tenemos hoy en día) no es una opción y el Gobierno considera que es importante que la opinión pública y cada uno de los ciudadanos a título individual comprendan estas posibles consecuencias y cambios y empiecen a planificar en consecuencia sus propios asuntos personales si incluyen la necesidad de desplazamiento transfronterizo", avisa el Gobierno del Peñón. 

Para evitar las consecuencias de la falta de acuerdo, el Gobierno trabaja en diferentes tipos de asociación entre Gibraltar y el Espacio Schengen que permitan una mayor fluidez del paso por la frontera de las personas a partir del próximo año. "El objetivo es encontrar y poder acordar soluciones que no afecten a la soberanía, la jurisdicción o el control y que aseguren la máxima fluidez", indica el Ejecutivo del Peñón.

Notas técnicas

La decisión de proceder con la emisión de estos avisos se tomó este miércoles en una reunión del Grupo Estratégico de Brexit que fue presidida por el viceministro principal Dr. Joseph García. En la reunión participaron también el fiscal general, Michael Llamas, el secretario principal, Darren Grech, el comisario de Policía, Richard Ullger, el administrador de Aduanas, John Rodríguez, el capitán del Puerto, Manuel Tirado, la directora científica, Liesl Mesilio, el asesor jurídico parlamentario, Paul Peralta, el coordinador de Contingencias Civiles, Ivor López, Toni Sanderson, de la GHA, y Ernest Francis, que dirige la Oficina del viceministro principal. El director de la Casa de Gibraltar en Bruselas, Daniel D'Amato, se unió de forma remota.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios