Contrabando La importación terrestre de tabaco a Gibraltar cayó casi un tercio en 2020, el año del confinamiento y el Brexit

  • El Peñón recibe 26,6 millones de cajetillas en el pasado año frente a los 35 de 2019 y los 70 de 2018

  • Gibraltar cumple con el diferencial de precios comprometido en los memorandos de entendimiento casi un año después del plazo previsto

Un estanco en la calle Real de Gibraltar.

Un estanco en la calle Real de Gibraltar.

Sigue el freno a la entrada de tabaco en Gibraltar. El Peñón redujo en casi un tercio las importaciones de productos tabaqueros por vía terrestre a lo largo de 2020 hasta quedarse en 26,6 millones de cajetillas frente a los 35 millones de paquetes que fueron importados por la colonia en 2019 (-31,5%), según datos de la Agencia Tributaria.

Continúa así la tendencia a la baja experimentada desde 2017. En 2018, Gibraltar importó 70 millones de cajetillas; otros 72 millones en 2017 y 68 millones en 2016. En 2015 fueron otros 55 millones de paquetes. El máximo registrado en la última década tuvo lugar en 2013, cuando el Peñón demandó 117 millones de unidades en uno de los años más duros de la anterior recesión económica. Todas estas cifras incluyen las cajetillas de cigarrillos y la conversión en paquetes de la picadura para liar.

Varios factores han influido en este descenso, si bien la pandemia de la Covid-19 y el Brexit son los dos elementos fundamentales en los que se sustenta la bajada. El confinamiento severo de la población entre los meses marzo, abril y mayo, así como las limitaciones a la movilidad forzaron a Gibraltar a ajustar sus compras al por mayor de cigarrillos. Por un lado, porque desde España la demanda se redujo drásticamente al quedar condicionada la entrada al Peñón a causas justificadas (como trabajar) y también porque a escala global la pandemia cortó de raíz el constante flujo turístico que recibe el Peñón en forma de visitantes y cruceristas.

Fuentes de la Agencia Tributaria aclaran que la bajada de las importaciones ya era perceptible en los meses de enero y febrero de 2020, totalmente ajenos a la influencia de la Covid-19. Las conversaciones del Brexit y el hecho de que Gibraltar estuviera “en el punto de mira” de la negociación con aspectos sobre la mesa como la movilidad en la Verja, el control fiscal y el contrabando tiraron igualmente a la baja.

En 2019 entró en vigor un protocolo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que aplica criterios de trazabilidad a la producción y distribución de este producto en Europa que, entre otras estipulaciones, obliga a las tabaqueras a justificar sus ventas y abre la vía a sanciones para los fabricantes cuyos productos acaben vendidos de contrabando. En su primer año de aplicación se produjo el primer descenso de calado en las importaciones gibraltareñas, que cayeron a la mitad sobre las de 2018.

Las aprehensiones de la Agencia Tributaria también caen hasta 193.000 cajetillas

Que Gibraltar importe tabaco es perfectamente legal, aunque el problema estriba en la vuelta de gran parte de esa mercancía hacia España por el contrabando, auspiciado por un diferencial de precios que prácticamente ahora acaba de ajustarse a los compromisos del Gobierno del Peñón, casi un año después de lo acordado por el Ejecutivo llanito. Y, en menor medida, por el paso de cartones para autoconsumo por la Verja.

Aproximadamente el 40% de los cigarrillos importados por Gibraltar terminan en Andalucía, según los recurrentes resultados de la encuesta de paquetes vacíos que la consultora Ipsos elabora para Altadis. Esta encuesta consiste en un rastreo de paquetes de cigarrillos vacíos en una serie de ciudades seleccionadas para comprobar su origen y lugar final de consumo.

Una aprehensión de tabaco de contrabando. Una aprehensión de tabaco de contrabando.

Una aprehensión de tabaco de contrabando. / AEAT

La existencia del mercado negro del tabaco en España explica el fuerte volumen de importaciones del Peñón, muy por encima de las posibilidades reales de consumo de la población local. Los 26,6 millones de cajetillas de 2020 supondrían algo más de dos cajetillas diarias fumadas por los aproximadamente 34.000 gibraltareños censados (2,14), incluyendo a toda la población y no solo a la fumadora. En 2018 (70 millones) llegaron a ser 5,64 cajetillas por cada gibraltareño, niños incluidos.

Aunque sin llegar a los niveles de años anteriores, la importación masiva de tabaco por parte de Gibraltar sigue siendo una de sus vías de ingresos a través de los derechos de importación, que alcanzaron los 180 millones de euros en 2017. Extrapolando el dato al volumen de cajetillas del pasado ejercicio (y sin tener en cuenta otros factores que puedan influir al alza o a la baja), los 26,6 millones de paquetes equivaldrían aproximadamente a unos 66,5 millones de euros para el erario del Peñón.

Los 26,6 millones de cajetillas se refieren exclusivamente a la entrada de tabaco por la Verja desde España, lo que puede ser controlado y contabilizado por la Agencia Tributaria. El volumen de tabaco que pueda arribar a Gibraltar por vía marítima se mantiene un año más como una incógnita para las autoridades españolas.

El menor ritmo de importaciones y la menor movilidad entre España y Gibraltar también tuvo su reflejo en las aprehensiones con las que se reprende el contrabando. Según la Agencia Tributaria, a lo largo de 2020 se intervinieron 193.000 cajetillas por parte de la AEAT en el entorno de la Aduana de La Línea. En 2019 fueron 313.000.

El diferencial de precios, cumplido fuera de plazo

El tabaco formó parte como materia principal de uno de los memorandos de entendimiento adoptados para regir el proceso de salida de Gibraltar de la Unión Europea. En el memorando sobre el tabaco, el gobierno de Gibraltar se comprometía a garantizar que, como muy tarde el 30 de junio de 2020, el diferencial del precio medio minorista de cigarrillos, puros, picadura fina de tabaco y otros productos similares no superará el 32% del último precio español. Este compromiso no se aplicaría a las ventas libres de impuestos a pasajeros en puertos y aeropuertos.

Sin embargo, la convergencia apenas acaba de lograrse en este segundo trimestre de 2021, casi un año después de expirar el plazo, según los datos ofrecidos a Europa Sur por la Agencia Tributaria, en plena negociación de los acuerdos postbrexit.

Para los cigarrillos, el mercado se divide en cuatro categorías de producto según un precio mínimo fijado para cada categoría (dos para la picadura). Así, las cuatro gamas se han situado bajo el 32% a partir de abril de este año. En el primer trimestre de 2021, ampliamente fuera del plazo, solo la gama baja convergía, con un 31,47% de diferencial.

Diferencial de precios del tabaco España-Gibraltar. Diferencial de precios del tabaco España-Gibraltar.

Diferencial de precios del tabaco España-Gibraltar.

Actualmente, la gama premium tiene un diferencial del 28,33%; la media-alta del 29,51% por otro 27,54% para la media-baja. Por último, la gama baja tiene un diferencial de precio del 25,66%; esto es, su precio es el más cercano (comparando marcas) a los que se pueden encontrar en España con el objetivo de desincentivar la venta en el mercado ilícito al reducirse los márgenes de beneficio de las mafias del contrabando y todos los eslabones que contribuyen al mantenimiento del sistema.

Recientemente, la Unión Europea ha reprendido a Reino Unido al considerar que el país ha incumplido sus obligaciones relacionadas con la lucha contra el contrabando en Gibraltar. En concreto se refería al establecimiento de un sistema de trazabilidad y medidas de seguridad relativas a los productos del tabaco, que están estipuladas en el artículo 3 (3) del Protocolo de Gibraltar, anejo al Acuerdo de Retirada de los británicos de la Unión Europea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios