Gibraltar

Theresa May amenaza a los críticos: "Podemos quedarnos sin Brexit"

  • La primera ministra británica afirma que Donald Trump le aconsejó que "demandase a la Unión Europea"

Theresa May. Theresa May.

Theresa May. / efe

La primera ministra británica, Theresa May, advirtió ayer a los críticos de su partido en contra de boicotear su estrategia para el Brexit, la salida del Reino Unido y de Gibraltar de la Unión Europea, en un artículo que firma para el Mail on Sunday. "No podemos perder de vista el objetivo, de lo contrario corremos el peligro de al final quedarnos sin Brexit", afirmó la líder de los tories (conservadores).

A su vez señaló que se toma en serio los reparos a su estrategia de algunos miembros del partido, pero hasta la fecha ninguno de ellos ha presentado una "alternativa factible". Por esa razón, insistió, su postura "práctica y pragmática" es la adecuada.

A nueve meses de la salida de Reino Unido y de Gibraltar de la Unión Europea, prevista para el 29 de marzo de 2019, el Gobierno de May atraviesa una profunda crisis. Los que defienden el Brexit en su partido se revuelven contra el rumbo que ha emprendido la primera ministra, que aboga por una salida más suave del bloque europeo.

Su propuesta sobre el Brexit, que fue aprobada pese a las reticencias, prevé un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea. Los defensores de un Brexit duro temen que la relación con la UE vaya a ser demasiado estrecha y se sigan haciendo concesiones a Bruselas en el marco de las negociaciones. Tanto el ministro del Brexit David Davis como el titular de Exteriores Boris Johnson dimitieron por sus diferencias con la estrategia de May, que al parecer Johnson llegó a calificar de "un montón de mierda" en una reunión del gabinete, según algunos medios. n el artículo de este domingo, May aseguró que tiene una posición firme en las negociaciones con Bruselas. Asimismo insistió en que su postura no es sólo "una larga lista de deseos en la que los negociadores pueden escoger lo mejor. Se trata de un plan completo con una serie de resultados que no se pueden negociar".

La presión sobre May se vio incrementada en los últimos días con las críticas recibidas también del presidente estadoundiense Donald Trump, quien criticó abiertamente su postura en una entrevista con el diario The Sun durante su vista el pasado jueves y viernes a Reino Unido, en la que además amenazó con hacer saltar por los aires un acuerdo de libre comercio con Reino Unido si Londres seguía manteniendo una relación demasiado estrecha con la UE.

Trump aconsejó a May demandar a la Unión Europea antes que negociar con Bruselas los términos del Brexit, según desveló la primera ministra en una entrevista. "Me dijo que demandara a la UE, que no negociase, que los demandase", dijo May en el programa de Andrew Marr de la BBC cuando el entrevistador le preguntó por los consejos del mandatario estadounidense.

La primera ministra agregó que Trump también le dijo durante la rueda de prensa el viernes que no abandonara las negociaciones, pues me quedaría estancada, contó. Se desconoce el tipo de demanda que proponía Trump y si siquiera es posible legalmente.

El presidente de EEUU partió ayer de Reino Unido para Finlandia, donde se reunirá hoy con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, en Helsinki, tras cuatro días de estancia en las islas, donde se ha enfrentado a protestas a diario. Decenas de miles de personas se manifestaron el viernes en Reino Unido, cuando el mandatario se reunió con la primera ministra May y con la reina Isabel II.

En una entrevista que el canal ITV emitirá este lunes, Trump dijo que cree "que se llevará muy bien con Putin". El entrevistador Piers Morgan, una celebridad en Reino Unido que se define a sí mismo como amigo de Trump, le preguntó al mandatario estadounidense si él y Putin eran amigos o enemigos. "Bueno, es muy pronto para decirlo, creo que ahora somos rivales", dijo Trump, según el artículo que hoy publica Piers sobre la entrevista en el Daily Mail.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios