Gibraltar

Los viajeros de Gibraltar a Reino Unido tendrán que guardar la cuarentena si han estado en España

  • Londres exige a todos los pasajeros que detallen en un formulario los países que han visitado

  • El confinamiento se realiza en casa durante 14 días bajo multa de hasta 1.072 euros

Imagen aérea del aeropuerto de Gibraltar. Imagen aérea del aeropuerto de Gibraltar.

Imagen aérea del aeropuerto de Gibraltar. / E.S.

Los viajeros que vuelen a Reino Unido desde Gibraltar y hayan visitado España también tendrán la obligación de guardar la cuarentena decretada por el Gobierno de Boris Johnson desde este domigo. De este modo, las autoridades británicas obligan ya encerrarse durante catorce días en un domicilio en el Reino Unido -bajo pena de multa de hasta mil libras (1.072 euros)- no solo a los pasajeros de la aerolíneas que viajan desde aeropuertos españoles, sino también a los que lo hacen desde el Peñón, si han cruzado en algún momento la Verja.

El control de estas llegadas queda sujeto solo a la exigencia a todos los pasajeros que aterrizan en un aeropuerto de Reino Unido de que detallen sus viajes y estancias en las dos semanas anteriores a su entrada en el país. Gibraltar está en la lista de territorios exentos de los requisitos de cuarentena para Reino Unido, de modo que las personas que hayan permanecido las dos últimas semanas en la Roca sin cruzar a La Línea y así lo comuniquen no tienen que cumplir con el confinamiento.

Según publica The Independent, las autoridades de salud pública británicas han estado haciendo algunas llamadas de seguimiento, aunque la mayoría de los turistas que han llegado hasta ahora de países por los que estarían obligados a guardar la cuarentena no han sido contactados. El periódico entiende que los recursos que se requerirán harán que sea difícil para los funcionarios vigilar a los viajeros. Además explica que hasta ahora no se han emitido multas por saltarse el confinamiento y cita el ejemplo del líder del Partido Brexit, Nigel Farage, quien parece haber violado claramente las reglas después de su viaje a un mitin de Donald Trump en Tulsa (EEUU).

El Gobierno de Gibraltar está pendiente de emitir en las próximas horas un comunicado una vez analice la situación y cómo afecta al aeropuerto de la Roca.

Aislamiento

El 8 de junio, el gobierno del Reino Unido impuso un requisito general para que todos los viajeros entrantes por vía aérea, marítima y ferroviaria se autoaislaran durante dos semanas. Esta medida se levantó para decenas de países, incluida España, el 10 de julio. Pero 16 días después de que Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte eliminaran el requisito (Escocia lo hizo hace menos tiempo), la obligación ha sido reimpuesta.

Los viajeros que llegan a Reino Unido deben ir directamente a su hogar u otro alojamiento adecuado (pueden hacerlo en transporte público) y aislarse durante 14 días, contando desde el día siguiente a su llegada. Un turista que voló a España para pasar una semana de vacaciones el último día sin cuarentena, el 25 de julio, y que vuelva el 1 de agosto, solo podrá pisar la calle el día 16 de ese mes, a menos que sea para recibir asistencia médica, asistir a un juzgado, un funeral, o ir a comprar productos esenciales en el caso de nadie pueda proporcionarle esas provisiones.

El Gobierno de España ha defendido la seguridad sanitaria del país y su capacidad de detección precoz de brotes de coronavirus en respuesta a la medida tomada por los británicos. La diplomacia española está negociando con Londres que excluya las islas Canarias y Baleares

El presidente de la diputación y de Turismo Costa del Sol, Francisco Salado, ha considerado como "injusta" y "un duro golpe" la medida. Se trata de un golpe "muy duro, durísimo para el turismo en nuestro país, para la Costa del Sol y para otros destinos españoles que tienen en el Reino Unido su principal mercado emisor extranjero", ha explicado.

El vicepresidente de la Junta Andalucía y consejero de Turismo, Juan Marín, ha calificado como “una muy mala noticia” la determinación del Ejecutivo de Boris Johnson. El gigante turístico TUI, que no opera desde Gibraltar, ha cancelado sus vuelos previstos desde este fin de semana.

Marín ha recordado la importancia que el turismo británico tiene para España y Andalucía y cree que tendrá repercusiones negativas, especialmente para la Costa del Sol. “Sabemos lo que significa el turismo británico porque, aunque no estaba activado como otros años, es uno de nuestros principales” clientes, ha señalado el vicepresidente, quien ha asegurado entender que “el Gobierno británico haya tomado esta medida para salvar vidas, pero es una muy mala noticia”.

Pese a la defensa del Ejecutivo español y las quejas del sector turístico en ambos países, el ministro británico de Exteriores, Dominic Raab, ha defendido que los datos de la pandemia en España conocidos el viernes lo llevaron a "actuar rápida y decisivamente", por lo que ha recalcado que "no puede disculparse".

"Entiendo que es un trastorno para los afectados que están en España o se planteaban ir, pero debemos ser capaces de actuar de forma rápida y decisiva para proteger al Reino Unido" a fin de evitar un rebrote en el país, ha afirmado. El ministro británico de Transporte, Grant Shapps, está de vacaciones en España y cumplirá la cuarentena a su regreso a casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios