Gibraltar Toma un vuelo de Manchester a Belfast y despierta de la siesta en Gibraltar

  • Gemma Cargin, una profesora de 25 años, protagoniza un insólito error al embarcar en Inglaterra

Gemma Carging, en el aeropuerto de Gibraltar y a su regreso a Manchester

Gemma Carging, en el aeropuerto de Gibraltar y a su regreso a Manchester / BBC

Gemma Cargin, profesora de 25 años que vive en Manchester, se ha convertido en las últimas horas en noticia en los medios del Reino Unido, ya que tomó un vuelo que entendía que le llevaba de dicha ciudad a Belfast (Irlanda del Norte) y cuando despertó de una breve siesta se dio cuenta de que acabaría… en el aeropuerto de Gibraltar.

Gemma Cargin trabaja como profesora en Manchester, pero vuelve con regularidad a ver a su familia en Banbridge, al norte de Irlanda, en el condado de County Down.

“Cuando despegó del aeropuerto de Manchester el domingo, esperaba un vuelo de 40 minutos a Belfast International, pero cuando despertó de su breve sueño que inició durante la espera para el despegue se dio cuenta de que había cometido un gran error, ya que alguien le dijo que aterrizarían en una hora y 15 minutos”, cuenta la prensa inglesa.

"Me dijeron que iba a Gibraltar y yo contesté que estaba en el vuelo equivocado”, narró a la BBC. "Estaba pensando en mis padres porque sabía que me iban a recoger y que no tenían idea de dónde estaba". 

“Gemma Cargin explicó que la pantalla de visualización junto a las puertas de embarque no funcionaba, por lo que no tenía idea de que estaba subiendo al avión equivocado. A pesar de que su tarjeta de embarque había sido escaneada por el personal del aeropuerto, nadie notó el desvío de 2,396 millas que estaba a punto de hacer”, narra la información. 

“Más tarde, durante el vuelo, pudo obtener servicio telefónico y llamar a su madre para contarle lo que estaba sucediendo”, continúa. “Afortunadamente para Gemma, el vuelo se dirigía de regreso a Manchester y, como no había abandonado las inmediaciones del avión, no tendría que someterse a cuarentena en el Reino Unido”. 

“La tripulación de cabina la dejó salir a tomar un poco de aire y al menos logró hacerse una selfie con el Peñón de Gibraltar de fondo”, una imagen que ha dado la vuelta a todo su país y es que lo que era un vuelo de algo más de media hora se convirtió en un tránsito de 1.198 millas desde Manchester a Gibraltar y la misma distancia en el regreso.

 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios