De la Balompédica al cuerpo de bomberos de Gibraltar El otro ascenso de Colin Ramírez

  • El gibraltareño, clave en el histórico salto a Segunda B de la Balompédica en 1999, se convierte en jefe del servicio contra incendios y de rescate del Peñón 

Colin Ramírez, jefe de bomberos de Gibraltar. Colin Ramírez, jefe de bomberos de Gibraltar.

Colin Ramírez, jefe de bomberos de Gibraltar. / E.S.

Todavía sonaban en La Línea los ecos del histórico ascenso de la Balona ante el Hellín cuando un joven gibraltareño que se había erigido en uno de los ídolos del Municipal ingresó en el Servicio de Bomberos y Rescate de Gibraltar. A aquel chaval que había cruzado la Verja para defender la albiceleste del Recreativo Linense todavía le quedaba mucho fútbol en las botas, pero ya empezaba a labrarse un futuro como bombero de élite. Ahora, 20 años y siete meses después de aquella noche inolvidable en la que los balonos celebraron su primer ascenso a Segunda B en el estadio municipal, el futbolista ha vivido el segundo ascenso más importante de su vida. Esta semana, Colin Ramírez se ha convertido en el nuevo jefe de bomberos de Gibraltar como colofón a sus dos décadas de dedicación al cuerpo. 

El gibraltareño, uno de los pioneros junto a Al Green en cruzar la frontera para jugar en el fútbol español, se incorporó más tarde a la Unión Deportiva Los Barrios y pasó también por la selección de Gibraltar, que dirigía su padre. A la vez, comenzaba una carrera como bombero que le ha llevado a lo más alto de su profesión. “Es un privilegio absoluto haber tenido esta oportunidad de liderar y apoyar a este increíble y humilde grupo de oficiales a través de los muchos desafíos que tenemos por delante. Estoy realmente entusiasmado con la perspectiva de nuestro desarrollo continuo como un servicio moderno y diverso de bomberos y rescate cuyo objetivo final es mantener segura a nuestra comunidad en constante crecimiento y desarrollo”, afirma en un comunicado del Gobierno yanito en el que se destaca que Colin sustituye en el cargo a Tony Yusifredo, que se acaba de jubilar.

El ministro responsable del Servicio de Bomberos, Gilbert Licudi, felicitó al nuevo jefe por su promoción. Licudi afirma que Colin Ramírez asume una gran responsabilidad y que no tenía dudas de que se desempeñará con la misma "dedicación, profesionalismo y compromiso que ha demostrado durante toda su carrera". 

El recién nombrado jefe de bomberos ingresó en el cuerpo en enero de 2000. No tardó en ser galardonado como el mejor recluta general después de completar un programa de desarrollo de 16 semanas que resultó el primer escalón de su larga carrera, durante la que ha completado numerosos cursos especializados y obtenido calificaciones profesionales que le dieron el conocimiento y la experiencia necesarios para dirigir a sus oficiales. Durante los primeros cinco años de su trayectoria, demostró su compromiso con el Servicio de Bomberos y obtuvo todas las calificaciones legales que le convirtieron en elegible para la promoción. En poco más de tres años desde noviembre de 2007, el Colin Ramírez pasó de obtener su primer ascenso como líder de bomberos a oficial de la estación.

A lo largo de sus veinte años en el Servicio, ha recibido capacitación local, en el Fire Service College y en otras instituciones, en el mando operativo, táctico y estratégico. En julio de 2012 y julio de 2013, respectivamente, aprobó los exámenes de nivel de miembro de la Institución de Ingenieros de Bomberos en Gestión Estratégica de Recursos Humanos y Gestión de Emergencias Civiles y Desastres para el Servicio de Bomberos y Rescate. Además, los cursos obligatorios en Watch Command, Hazmats Command, Tactical Ship Fire-fire, Advanced Incident Command, Multi-Agency Gold Incident Command y CBRN Strategic Command, son solo algunos de los desafíos que deben superarse para preparar a un oficial para tal tarea. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios