Gibraltar

Boris Johnson pide a la UE una extensión del Brexit obligado por el Parlamento

  • El primer ministro estaba obligado por la Ley Benn si no lograba un acuerdo en Westminster este sábado

  • Una enmienda le forzó a suspender la votación definitiva hasta que no esté aprobada toda la legislación

Un manifestante en contra del Brexit porta una foto de Boris Johnson caracterizado como Joker. Un manifestante en contra del Brexit porta una foto de Boris Johnson caracterizado como Joker.

Un manifestante en contra del Brexit porta una foto de Boris Johnson caracterizado como Joker. / Efe

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, confirmó a las 23:00 de este sábado que el Gobierno de Boris Johnson le había remitido una carta solicitándole una nueva extensión de Brexit. Aunque prolonga la incertidumbre, la noticia sirve para espantar del Campo de Gibraltar y del Peñón el fantasma de una salida sin acuerdo, que en las últimas semanas parecía irremediable. 

Tusk inició inmediatamente una ronda de consultas con los líderes europeos para determinar si aceptarán la nueva prórroga o no, a la que el propio Boris Johnson se negaba en rotundo. De hecho, envió la carta sin firmarla, según varios medios británicos. Fue el Parlamento Europeo el que, en otro giro inesperado, obligó este sábado al primer ministro a remitir la misiva al Consejo Europeo. 

En una sesión extraordinaria en Westminster, que había sido convocada para que los diputados apoyasen o rechazasen el acuerdo que Johnson negoció con la Unión Europea (UE), los diputados aprobaron por 322 votos a favor y 306 en contra una enmienda presentada por el independiente Oliver Letwin que fuerza al Gobierno británico a posponer la ratificación definitiva hasta que la legislación que debe implementarlo sea aprobada.

Después de que prosperara la iniciativa de Letwin, el Gobierno conservador decidió dejar en suspenso la votación del acuerdo del Brexit y después, Boris Johnson, envió una carta a los diputados para informarles de que le dirá a la Unión Europea (UE) que otra prórroga del Brexit no "es la solución" a la actual crisis. "He dejado claro que no quiero más retrasos. Los líderes europeos han dejado claro que no quieren más retrasos. Es de gran pesar para mi que la Cámara (de los Comunes) haya votado a favor de más retrasos", escribió el jefe del Gobierno a los parlamentarios.

Sin embargo Boris Johnson tuvo que que ceder y escribir a la UE pidiendo la prórroga obligado por la llamada Ley Benn, que establece esa exigencia si el Gobierno no tenía aprobado para las 22:00 de este 19 de octubre un acuerdo del Brexit.

Según fuentes europeas, el proceso por el que la UE determinará sin concede la extensión se prolongará "algunos días". Boris Johnson pretende acelerar la aprobación en el parlamento de la legislación -quizá este mismo lunes- para poder entonces someter a votación el acuerdo pactado con la Unión Europea y conducir a Reino Unido y a Gibraltar a una salida consensuada el 31 de octubre. Si no lo logra y los líderes europes aceptan, la nueva fecha para la salida sería el 31 de enero. "Es bastante posible que nuestros amigos de la Unión Europea rechacen la petición del Parlamento para una nueva prórroga o que no tomen una decisión rápidamente", dijo Johnson. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios