Moda flamenca

Tendencias flamencas vistas en Simof 2019

  • El Salón Internacional de la Moda Flamenca, celebrado en Sevilla, mostró diseños muy voluminosos en los que se apuesta por el lunar y tonos como el rojo o el blanco

Rojo y volumen en Carmen Raimundo. Rojo y volumen en Carmen Raimundo.

Rojo y volumen en Carmen Raimundo. / Belén Vargas

Comentarios 0

Las ferias y romerías están a la vuelta de la esquina y muchas mujeres ya se han puesto manos a la obra para hacerse su traje de flamenca. Escaparate a nivel mundial, el Salón Internacional de la Moda Flamenca (Simof), celebrado a principios de febrero en Sevilla, es la mejor plataforma para coger ideas para el modelo de este año.

Parece que de un tiempo a esta parte la moda flamenca se ha convertido en una amplia amalgama d tendencias en las que caben todo tipo de diseños, aunque hay algunas que se repiten con frecuencia. Es el caso del volumen en las faldas, una premisa que pudo verse en casi todos los diseñadores. Faldas, la mayoría en neja, repletas de enaguas en organdí para conseguir un efecto voluptuoso que, además, llene el traje de movimiento, parecer ser la tendencia en alza para ferias y romerías. Siempre adaptando el diseño de la pasarela al mundo real de la flamenca.

Coloridas, las ferias y romerías siempre invitan a lucir alegres colores en los trajes de flamenca. En Simof pudo verse la alegría de tonos verdes, naranjas y fucsias, aunque los grandes reclamos son el rojo y el blanco. Tonalidad estrella donde las haya, el rojo siempre es una apuesta segura, ya sea para un traje liso o para uno con lunares. El blanco, gran descubrimiento en esta edición, se vio, en su mayoría, en liso con algún juego en las enaguas. Lo bueno de esta tonalidad, aunque no sea apta para todo tipo de pieles, es lo frescas que resultan cuando aprieta el calor.

Otra de las tendencias que dejó la pasada edición de Simof es el lunar, que parecía desterrado de las pasarelas. En todos los tamaños, combinando sus colores e incluso pintados, los lunares vuelven a los diseños de trajes de flamenca. Esta claro que el estampado le toma el relevo a las tonalidades lisas. A pesar de que las ferias y romerías se celebran en épocas de altas temperaturas, los diseñadores apuestan este año por una manga larga. Al codo y con volumen en los volantes, así es la manga de la flamenca de este año. Aunque algunas colecciones también apostaron por la manga a la sisa, esta vez sin volantes. En contraposición a ese recubrimiento de brazos están los amplios escotes. Sin mucha excentricidad, vuelven a llevarse los clásicos escotes en pico, tanto por delante como por la espalda, donde la apertura es realmente amplia.

Por último, las hechuras vistas en la pasarela, a pesar de la gran variedad, tuvieron como protagonistas a la neja y el evasé, con talles más altos que apuestan por la comodidad y el vuelo. Atrás quedaron los diseños canasteros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios