EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Feria de Los Barrios

Antonio Gavira, presidente de La Espuela

  • "Mientras sea presidente y pueda, La Espuela no se va a convertir en una caseta discoteca"

La peña La Espuela lleva un lustro presente en la avenida 15 de mayo del recinto ferial de Los Barrios. El colectivo se formó, según explica su presidente, Antonio Gavira, gracias a la iniciativa de un grupo de amigos, la mayoría empresarios. "Nos conocemos de toda la vida y siempre estábamos juntos de jóvenes, salíamos y demás. Somos quince socios", comenta.

La caseta, a la mitad de la principal avenida del recinto ferial, ofrece al visitante una cuidada decoración y música tradicional, así como una cuidada selección de platos cada feria. "Todos los años intentamos dar algún cambio a la decoración, mejorarla y hacerla más agradable", comenta. Sin embargo, este año se ha echado en falta el patio que hacía las veces de avance en la caseta y el rincón cubano. Suponía toda una oportunidad de estar sentado en la feria y vivir el ambiente de la calle. "El patio nos beneficiaba, si bien todo el tema de la decoración depende del casetero, que se ha esmerado mucho este año. Como todas las peñas, nos apoyamos en un casetero porque instalar un recinto de este tipo, con su seguridad, actuaciones, barra y decoración no baja de los 20.000 euros", revela el presidente de La Espuela.

Las principales actividades que ha desarrollado esta peña durante la feria comenzaron el domingo de farolillos, cuando ofrecieron a sus socios y amistades un jabalí en salsa como plato principal. Desde entonces, las actuaciones y el buen ambiente han sido la tónica en el recinto.

Al igual que otros presidentes, Gavira se muestra contrario a la profusión de las casetas discoteca. "Mientras yo sea presidente y pueda, no lo voy a consentir. La música de una feria deben ser las rumbas y sevillanas", señala el máximo responsable del colectivo que, además de en feria, se ven con asiduidad por sus empresas. "Además de amigos, somos empresarios y nos vemos con frecuencia. Nuestras empresas suelen ir en conjunto, están relacionadas", comenta.

Para Gavira, el secreto para mantener una caseta de feria llena casi todo el tiempo, como es el caso de La Espuela, radica en ofrecer una decoración cuidada y una música seleccionada dentro de los cánones habituales de una feria. "Contamos con la actuación del grupo Zalaitos, que llevan con nosotros cinco años, desde que estamos instalados en Los Barrios, y nos animan bastante. Nos gustan mucho y lo hacen muy bien", resalta el presidente del colectivo quien apostilla que una caseta abierta a todo el público es también clave para el éxito. "Somos una caseta abierta, acogedora y con buenos servicios. Aquí la gente puede sentirse a gusto desde que entra hasta que se va. Al haber pocas casetas en la feria de Los Barrios frente a otros municipios, al igual que nosotros, todas cuidan la decoración y eso hace que la feria de San Isidro tenga ese algo diferente que agrada a todo el mundo, sea de la edad que sea", asevera Gavira.

Una vez que la feria de 2010 ha tocado su fin y ya los peñistas piensan en qué mejorar para el año que viene, el presidente de La Espuela realiza un balance positivo del desarrollo de los festejos. "Hemos tenido una feria buena y un buen año. A pesar de la crisis económica que todos estamos atravesando, la gente ha respondido bien y ha visitado la feria", señala. El comentario se ratifica teniendo en cuenta que desde el primer día el buen ambiente y una afluencia de público constante ha sido la tónica. Desde la jornada de martes, de inauguración del recinto, las tardes y noches de la feria han sido un lugar de reunión para los barreños y personas venidas de otras localidades del Campo de Gibraltar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios