Reprobación de Dolores Delgado

Magdalena Álvarez fue la primera ministra reprobada de la democracia

  • Un total de siete titulares de carteras ministeriales han recibido la reprobación de las Cortes

Magdalena Álvarez, en el Congreso de los Diputados cuando era ministra de Fomento. Magdalena Álvarez, en el Congreso de los Diputados cuando era ministra de Fomento.

Magdalena Álvarez, en el Congreso de los Diputados cuando era ministra de Fomento. / Juanjo Martín / Efe

La reprobación por el Senado de la titular de Justicia, Dolores Delgado, eleva a siete los ministros reprobados por el Parlamento. Magdalena Álvarez fue la primera en recibir el rechazo de sus señorías. En su caso, la moción fue aprobada el 18 de diciembre de 2007 en el Senado y se debió al caos en el transporte en Cataluña

Una década después, el 18 mayo de 2017, el titular de Justicia durante el Gobierno de Mariano RajoyRafael Catalá fue el primer ministro de la democracia reprobado por el Pleno del Congreso por presuntas injerencias en los casos de corrupción que afectaban a su partido, el PP. Esa jornada, el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, y el fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix, también fueron reprobados por el Parlamento por 207 votos a favor y 134 en contra.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, fue reprobado el 29 de junio de 2017 por el Congreso por la inconstitucionalidad de su amnistía fiscal de 2012. El 25 de octubre de 2017, el Congreso reprobó a los ministros de Exteriores, Alfonso Dastis, y del Interior, Juan Ignacio Zoido, por incumplir las cuotas de acogida de refugiados comprometidas con la Unión Europea.

Junto a ellos, el 18 de octubre de 2016, la Comisión de Interior del Congreso reprobó al entonces ministro en funciones de Interior, Jorge Fernández Díaz, con los votos de todos los partidos salvo el PP por por investigar a adversarios políticos.

El primer intento de reprobación en democracia tuvo lugar el 17 de septiembre de 1981, cuando el PSOE instó a reprobar a varios ministros del Gobierno de Leopoldo Calvo-Sotelo por el fraude de la colza, aunque la iniciativa no fructificó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios