Elecciones municipales en San Roque El reto de gestionar la prosperidad

  • Seis partidos intentan desbancar al socialista Ruiz Boix en una ciudad con un superávit de 18 millones y la tasa de paro más baja desde hace 12 años

La iglesia de Santa María la Coronada. La iglesia de Santa María la Coronada.

La iglesia de Santa María la Coronada. / Erasmo Fenoy

Con la tasa de desempleo más baja desde 2007, un superávit de casi 18 millones de euros tras la liquidación del presupuesto municipal de 2018 y el mayor crecimiento relativo de población de la provincia (un 1,67%), San Roque es la población más próspera, como poco, del Campo de Gibraltar. 

Apoyada en el turismo de lujo que tiene su eje en la urbanización de Sotogrande y las grandes industrias, el municipio afronta con una mirada optimista las elecciones del próximo domingo. Ese día, el PSOE de Juan Carlos Ruiz Boix somete al examen de los sanroqueños su gestión durante los últimos ocho años. En una ciudad con una marcada división entre simpatizantes socialistas y populares, el actual alcalde le arrebató en 2011 el bastón de mando al PP que entonces lideraba Fernando Palma gracias a solo 5 votos. Esto le otorgó siete concejales insuficientes para gobernar en solitario, por lo que alcanzó un pacto con el Partido Andalucista y con el Partido Independiente del Valle del Guadiaro, que aportaron dos cada uno. Con el aval de su gestión durante los siguientes cuatro años, el PSOE ganó las elecciones municipales celebradas en 2015 tras experimentar un crecimiento notable (de 3.269 a 5.194 votos, de 7 a 11 concejales), lo que le concedió la mayoría absoluta (la corporación tiene 21) y Ruiz Boix gobernó desde entonces sin otras formaciones políticas.

El programa de los socialistas para los próximos cuatro años apuesta por dotar al centro de nuevos equipamientos sociales, culturales y deportivos así como la ejecución del programa Edusi que, con una inversión de 6,25 millones de euros, va a transformar las barriadas de Los Olivillos y Simón Susarte. Ruiz Boix anunció además la construcción de un nuevo recinto ferial y la adquisición del antiguo Agrojardín para ponerlo a disposición de los sanroqueños y sanroqueñas con nuevos equipamientos públicos.

El desarrollo de la zona de Huerta Varela ocupa un lugar destacado en el programa electoral del PSOE. En esta zona se están ejecutando las obras de rehabilitación de la histórica Casa Varela para albergar actividades culturales y de ocio juvenil, incluyendo la función de local de ensayo para músicos locales. En Huerta Varela, el PSOE también proyecta la construcción de una residencia de mayores y un centro de estancia diurna así como la culminación del nuevo parque público Miguel Ángel Blanco, en unos terrenos próximos a la escuela infantil Nelson Mandela. Un cuarto proyecto que se ejecutará en Huerta Varela es la construcción de la nueva sede de la Universidad Popular, una actuación ya adjudicada por el Ayuntamiento con un importe de 2,1 millones de euros cuyas obras se iniciarán en breve y permitirán crear un edificio con más de 2.100 metros cuadrados.

En la barriada de Los Olivillos, además de la puesta en marcha del programa Edusi que posibilitará la rehabilitación integral de esta zona y de la barriada Simón Susarte, el PSOE recoge en su programa electoral la construcción de nuevas pistas deportivas y de ocio en terrenos del recinto ferial. Además, se están ejecutando las obras para la construcción de un nuevo mirador en la plaza Alonso Cano.

El PSOE quiere seguir apostando por la construcción de nuevos carriles bici y sendas peatonales con el compromiso de unir a todos los núcleos del municipio a través del Plan Municipal de Movilidad Urbana. En el casco de San Roque, además del carril bici ya ejecutado que conecta con Pinar del Rey, el PSOE se compromete a ejecutar un nuevo carril bici desde la zona del campo de fútbol de Los Olivillos hasta el Casino Admiral San Roque, un proyecto que durante siete años fue bloqueado pero que cuenta ya con la autorización del Gobierno. En materia de equipamientos deportivos, el PSOE incluye en su programa la adecuación del Club Municipal de Tenis Gaviota y nuevas pistas de pádel. También buscará dotar al casco urbano de plazas hoteleras en los edificios municipales Casa Galiardo y Casa Rafael Alberti. Ambos inmuebles están ubicados en la calle San Felipe, vía en la que está previsto ejecutar obras para la rehabilitación del acerado.

El Partido Popular pretende arrebatarle la Alcaldía a Juan Carlos Ruiz Boix con una candidatura liderada por Marina García, quien ya fue cabeza de lista en las elecciones de 2015, cuando experimentó una leve bajada de votantes que no le impidió mantener el número de concejales (6). La alcaldable del Partido Popular pone el eje de su programa en el empleo: “un centro de Formación Profesional que vaya enfocado a demandas laborales de la zona y un turismo 365 días al año”, explica.

Marina García considera que retomar la Alcaldía es “una necesidad” para San Roque, que en los últimos años ha visto cómo para el Ayuntamiento hay “ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda, barriadas de primera y barriadas de segunda”. También lo intentarán cuatro novatos en estas lides: Julio Manuel Labrador (Adelante San Roque), Pedro Miguel Mancha Romero (Ciudadanos), Mayte García León (San Roque 100x100), Rafael García Buitrago (Vox) y un veterano: Jesús Mayoral Mayoral (PIVG). Todos coinciden en prometer una mayor atención a los núcleos poblacionales de San Roque y terminar con la “discriminación de barriadas de primera y de segunda, acabar con la dejadez actual con un plan de choque”. También ponen el acento todos en aprovechar mejor las posibilidades de San Roque para reducir más el desempleo, lo cual está sobre todo ligado al turismo y a establecer “políticas de ayudas a las pymes”, asegura la candidata del PP, que habla como el resto de mejorar la calidad de los puestos de trabajo.

Un partido de polo en el Santa María Polo Club. Un partido de polo en el Santa María Polo Club.

Un partido de polo en el Santa María Polo Club. / Erasmo fenoy

Todos los partidos cuentan además con propuestas para aumentar la seguridad urbana. “Hay que incrementar la vigilancia policial con cámaras de seguridad en lugares públicos y concurridos e incrementar la vigilancia en las zonas más alejadas del casco», apuntó el candidato de Vox. Ciudadanos quiere crear un grupo especial dentro de la Policía Local y el PIVG apuesta por una policía de movilidad, “con patrullas para que la policía no tarde en llegar más de veinte minutos como pasa ahora”. El PP aboga por mantener el puesto de la Guardia Civil de Guadiaro.

San Roque es una de las poblaciones más implicadas en las mejoras de la línea férrea Algeciras-Bobadilla. De ello depende, por ejemplo, el desarrollo de la Zona de Acción Logística (ZAL), con 40 hectáreas completamente urbanizadas y en comercialización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios