Javi Viso | Candidato de Adelante Algeciras “El descontento en las barriadas es tremendo”

  • El alcaldable de la confluencia entre Izquierda Unida y Podemos aboga por gobernar Algeciras a pie de calle

Javi Viso, candidato de Adelante Algeciras. Javi Viso, candidato de Adelante Algeciras.

Javi Viso, candidato de Adelante Algeciras. / Jorge del Águila

-¿Le llamaba la política?

-Tengo claro que no vale estar quejándote todo el día y no ponerle solución. Hay que implicarse, ser valiente y decir, me voy a exponer, que igual me doy una torta pero igual no. Toda persona lleva un animal político dentro, aunque algunos lo desarrollan y otros no. Yo siempre he estado interesado, sobre todo en la política local. Hoy en día los políticos profesionales se dedican a decir, dejadme esto a mí que soy el que entiendo y ustedes ocuparos de lo vuestro que yo os lo soluciono, pero al final vemos que no es así. La gente tiene que estar más encima de los gobernantes. La oposición tiene que estar en la calle.

-A los ciudadanos hay que pincharles para que participen.

-De las 555 propuestas que llevamos en el programa, más de doscientas han sido recogidas de los ciudadanos. Sí es verdad que la sociedad se mueve cuando está casi al límite, pero porque nos están diciendo todo el día que estemos tranquilos. A mí no me vale que ahora me digas que me vas a arreglar las cosas cuando falta una semana para terminar el mandato. Me meto en este fregao porque es necesario. Hay que tener una visión global y de futuro de Algeciras. No se puede estar a lo que va saliendo. Uno tiene que saber adonde va.

-¿Y adónde se puede llegar?

-Hay que colocar a Algeciras en una situación que es la que se merece, que sea referente de Andalucía y de España. No se puede tener una ciudad sin infraestructuras, sin medios, donde no hay ocio, ni turismo, ni empleo y, si te pones malo, esperemos que no sea muy grave porque ya sabemos cómo tenemos la sanidad.

-Más que un alcalde lo que hace falta entonces es un defensor

-Hay que pegar en la puerta que corresponde y exigirlo. Al final hace falta alguien que vaya a cualquier parte a luchar por los intereses de los algecireños y algecireñas. Esa es la clave de que una persona como yo, que no está metido en política ni afiliado a ningún partido vaya en la confluencia de Izquierda Unida y Podemos. Es lo que falta, alguien que no esté viciado. Si soy alcalde quiero estar cuatro años nada más, porque sé lo que quema. Lo hemos visto en estos últimos cuatro años, que han sido nefastos para la ciudad.

-¿Hay mucho qué hacer?

-Sí, pero hay que priorizar. Saber que es lo importante, que es lo que hay que hacer ya, lo que se puede dejar para dentro de un año o para cinco. No tenemos una varita mágica, hay que ser realista, pero hay cosas que con un poquito de voluntad se pueden cambiar ya.

-¿Qué es lo más urgente?

-Las barriadas. Hay que darles esa cobertura que necesitan. Están fatal. El hecho de que haya personas que están sufriendo, después de estar pagando sus impuestos, las necesidades que hay en las barriadas indica que tu gestión ha dejado mucho que desear. Hay que dotarles de elementos para socializarse, acceso a la cultura, al deporte, a espacios de ocio como parques… es fundamental. Hay ciudadanos que están pasándolo económicamente mal todavía y no pueden mandar a su niño a clases particulares. Hay que darles apoyo.

-Usted es de una esas barriadas.

-Nací en La Bajadilla, me he criado en Las Colinas, cuando me independicé me fui a San José Artesano y después me compré mi casa en El Rinconcillo. Mi familia es de Algeciras y en todas esas zonas el descontento es tremendo.

-Barriadas es la palabra de estas elecciones en Algeciras.

-Sí, pero no podemos quedarnos solo en arreglar las aceras, hay que tener una visión más global de las cosas. Hay que dotar a la barriada de una infraestructura que la haga fuerte. Igual hay que coger parte de esos servicios sociales que están centralizados y descentralizarlos para acercarlos a quien los necesite. Si se da problemas de seguridad en unas zonas más que otras, habrá que volcarse ahí donde se necesita. Por eso hay que implantar una policía de barrio. A cada barrio hay que darle lo que requiera según su singularidad.

-Hay que estar cerca de las asociaciones de vecinos entonces.

-Claro. No se puede ir a verlos cada cuatro años. Nosotros tenemos un calendario para visitarlos periódicamente y ver las realidades en el momento, además de escuchar a los vecinos. Esto se nos ha olvidado. Un alcalde no puede ser un semidiós, tiene que estar al servicio de los ciudadanos. Vemos que los partidos tienen el mismo programa, aquí en Rota y en Chiclana. A mi eso me cabrea. Por eso hemos recogido 200 propuestas.

-Ustedes tuvieron el respaldo de personas de la cultura, ¿tan importante es?

-Sí, porque va ligada a la educación. La cultura no es solo leer un libro. Es importante que se desarrolle en los niños, porque en el futuro queremos algecireños que tengan capacidad de pensar por sí solos, que se formen como personas. Por eso hay que llevársela a donde están los que la necesitan. Después es verdad que el patrimonio cultural nos puede servir para crear empleo, pero eso será más adelante, hay que ir paso a paso.

-Al final y al cabo es educación.

-Sí. A mí, por ejemplo, me preocupa mucho el medio ambiente. No le damos valor. Los científicos nos están diciendo que cómo no pongamos freno a la emisión de gases antes de 2036, el daño va a ser irreversible. Todo eso va a provocar que desaparezcan especies, lo que alterará la cadena alimenticia. No sabemos cómo vamos a estar de aquí a cincuenta años.

-¿Y el ciudadano qué puede hacer?

-Si hablamos de una participación ciudadana real, al final lo que estamos buscando es que la gente sepa que en sus manos está el hacer una política mejor para hacer mejor la vida de todo el mundo.

-¿Le ha llamado la atención alguna propuesta recogida?

-Me han sorprendido mucho los jóvenes que te dicen: me tuve que ir a estudiar afuera porque no podía hacerlo aquí y ahora que la he terminado no puedo volver a Algeciras porque no tengo salida profesional. Es muy fuerte. Hay chavales que en lugar de en el botellón les gustaría tener acceso a internet para ver una serie por ejemplo y no pueden. Hay que facilitárselo a través, por ejemplo, de las bibliotecas. Nos pensamos que todo el mundo tiene dinero para todo y no es así.

"Hace falta hacer cosas pensando en los algecireños, no en quedar bien con tal o con cual”

-Es increíble ese panorama en una zona con el mayor Puerto del Mediterráneo y rodeada de industrias.

-Porque estamos tapados. Nos dominan desde Madrid y allí no interesa que Algeciras suba, porque les viene mejor Valencia o Cataluña. Nadie le va a decir a su jefe que está haciendo algo mal, porque simplemente le ordena y ya está. Qué me va a decir un alcalde de mi propio partido que depende de mí para seguir en la butaca.

-¿Por qué hay que votar a Adelante Algeciras?

-Porque hace falta hacer cosas pensando en los algecireños, no en quedar bien con tal o con cual. No podemos construir donde quiera un constructor porque él quiera. Hay que planificar cómo se tiene que desarrollar urbanísticamente Algeciras, no hacerlo a impulsos. Ahora van a construir en la Huerta las Pilas. ¿Por qué? En vez de fomentar un sitio maravilloso para que vayan las familias y lo disfruten los niños, vamos a hacer edificios. En el recinto ferial no se ponen árboles. La gente va a la Feria a partir de las siete de la tarde y vamos a tener volver a la noche. Por qué en ese paseo del Llano Amarillo no hay árboles, no hay fuentes ni bancos para sentarse. Todo se hace mal. ¿Es que he puesto el barrio de La Caridad muy bonito? Usted le ha quitado al barrio todos los aparcamientos que tenía alrededor la plaza y ahora no van a comprar porque no hay donde dejar el coche. Además, usted a alejado el autobús más todavía.

-Usted trabaja en el Puerto.

-Si, mi empresa da servicio a dos navieras y ha sido ahora subrogada. Hay una cuestión en el tema de la estiba que nunca se habla. Si los estibadores no llegan a pelear y ganar lo que han ganado y hubiera salido como quería al Gobierno de entonces, todas las empresas que hay en el Campo de Gibraltar habrían tenido que seguir el mismo camino. Nadie dice que lo han conseguido los estibadores es en beneficio de muchísimos trabajadores. Todos tendríamos un trabajo precario. No solo han defendido sus intereses, sino los de todo el Campo de Gibraltar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios