Economía

Papandréu convoca un Consejo de Ministros extraordinario ante la crisis

  • Crece el temor a una posible caída del Gobierno griego tras el abandono de varios miembros del grupo parlamentario socialista.

Comentarios 1

El primer ministro griego, Yorgos Papandréu, ha convocado una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros para tratar sobre la crisis política desencadenada tras su decisión de proponer la celebración de un referéndum sobre el nuevo rescate a Grecia.

La sesión ha sido convocada ante el creciente desacuerdo de varios miembros del gobernante Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK) con la sorprendente decisión anunciada por Papandréu para que el pueblo griego tenga la última palabra sobre el rescate pactado de forma urgente con los socios de la Eurozona la semana pasada. Así, mientras el anuncio de Papandréu ha desatado un terremoto en las bolsas europeas y ha hecho sonar las alarmas de las capitales del Viejo Continente, en Grecia, a medida que pasan las horas crece el temor a una caída del Gobierno.

La prensa ha publicado una carta abierta de seis destacados miembros del PASOK a Papandréu, en la que le piden que se retire para dar paso a la formación de un gobierno de "salvación nacional". Una diputada del PASOK, Minela Apostolaki, anunció que abandonaba el grupo parlamentario socialista y se declaró independiente por su desacuerdo con la decisión de hacer depender la aplicación del acuerdo al resultado de un referéndum. Con ello, la ya estrecha mayoría que el Gobierno contaba en el Parlamento se ha reducido aún más, y ha quedado en 152 del total de 300 escaños.

A ello se añade que la diputada Eva Kailí, otra correligionaria del PASOK, ha anunciado en una misiva a Papandréu y al presidente del Parlamento heleno, Filipos Pechálnikos, que no apoya el referéndum por considerar que el mismo "anula prácticamente el acuerdo alcanzado el 26 de octubre en Bruselas y hace posible la quiebra del país." Kailí pide a Papandréu que se forme un Gobierno de salvación nacional sin que sea él el prime ministro.

Fuentes del partido han fomentado rumores en Atenas de que hay más disidentes con las políticas de Papandréu en el grupo parlamentario, lo que deja abierta la posibilidad de que el Gobierno caiga incluso en las próximas horas. Y ya corren por los pasillos del Parlamento diversos supuestos candidatos para sustituir a Papandréu en la jefatura del Gobierno.

El líder de la oposición exige elecciones adelantadas

El líder de la oposición mayoritaria conservadora de Nueva Democracia (ND), Antonis Samarás, exigió en Atenas elecciones legislativas adelantadas tras la decisión del Gobierno socialista de someter a referéndum el acuerdo europeo para salvar a Grecia de la quiebra. "Ahora no se trata sólo de una petición para legislativas adelantas sino que es una necesidad nacional y cada persona debe de asumir sus responsabilidades", dijo Samarás tras ser recibido por el presidente heleno, Carolos Papulias. Las próximas legislativas están en principio previstas para octubre de 2013.

"En estos momentos determinantes tengo la responsabilidad histórica de hacer todo lo necesario para que no se ponga en peligro la perspectiva europea y el futuro de Grecia", dijo Samarás. Analistas consultados creen que tras estas palabras Samarás pedirá a todos los miembros de su grupo parlamentario, que cuenta con 85 de los 300 escaños de la Cámara, que dimitan de sus cargos, lo que ocasionaría la disolución del Parlamento y la convocatoria de elecciones anticipadas.

Pero el líder opositor también tiene otras opciones, como pedirle al presidente del país que dimita, que no acepte firmar el decreto presidencial necesario para celebrar un referéndum, previsto para mediados de enero, o que dimita para conseguir adelantar los comicios legislativos. "En su esfuerzo de salvarse, Papandréu ha planteado el dilema que siembra la discordia y es un chantaje que pone en peligro nuestro futuro y nuestro lugar en Europa", dijo Samarás. Nueva Democracia ha declarado que en caso de que suba al poder renegociaría con los socios europeos el acuerdo de austeridad y de reformas que Grecia está asumiendo desde hace 21 meses a cambio de seguir recibiendo ayuda externa para evitar su quiebra. El resto de los partidos de la oposición han coincidido en exigir legislativas anticipadas y rechazar el referéndum.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios