Economía

Airbus: la reducción de gastos ligada al A400M va más lenta de lo previsto

A400M de las fuerzas aéreas alemanas A400M de las fuerzas aéreas alemanas

A400M de las fuerzas aéreas alemanas / Archivo

Airbus afirmó ayer, en la presentación de resultados del tercer trimestre, que la reducción de gastos vinculados al programa del avión de transporte militar A400M, que se ensambla en Sevilla, va más lento de lo previsto.

La firma indica que entre enero y septiembre se han entregado diez aviones de transporte militar A400M, lo que eleva a 84 aviones la flota en servicio a 30 de septiembre. “Durante el tercer trimestre se lograron diferentes hitos con vistas a alcanzar la capacidad total del avión, como el éxito del despliegue de 58 paracaidistas utilizando una sola puerta lateral y 80 paracaidista simultáneamente usando las dos puertas laterales, así como los contactos de repostaje aéreo con un helicóptero H225M”, señala

La firma añade que prosigue con sus actividades de desarrollo para completar la hoja de ruta revisada de capacidades, según lo firmado en la revisión del contrato con los países del programa, y señala la exportación como uno de los “desafíos” que todavía no ha sido resuelto.

El gigante aeronáutico eleva un 50% su beneficio, hasta 2.186 millones de euros

Airbus, por otro lado, elevó un 50% su beneficio en los nueve primeros meses, hasta 2.186 millones, frente a los 1.453 millones de euros registrados en el mismo periodo de 2018. La compañía destacó que sus resultados se deben principalmente al rendimiento mostrado por su negocio de aviones comerciales, reflejado tanto la aceleración del A320neo como el progreso en el A350.

La cifra de negocio del grupo aeronáutico se situó en 46.168 millones de euros, un 14% más que en los nueve primeros meses de 2018, de los que 6.231 millones de euros correspondieron a su división de Defensa, un 1% más. El resultado neto de explotación (Ebit) mejoró un 28% entre enero y septiembre, hasta los 3.431 millones de euros, mientras que el Ebit ajustado aumentó un 51% y se situó en 4.133 millones de euros.

Sólo en el tercer trimestre, el benefició de la compañía alcanzó los 989 millones de euros, un 3% más que en los mismos meses de 2018, a pesar de que la facturación fue un 1% más baja, con un total de 15.302 millones de euros. El Ebit cayó un 14% en este periodo, hasta los 1.338 millones de euros, mientras que el Ebit ajustado fue de 1.604 millones de euros (+2%). El volumen neto de pedidos de aviones comerciales de la firma entre enero y septiembre de este año se situó en 127 aeronaves, lo que supone un descenso del 50% con respecto a las 256 de un año antes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios