UD Los Barrios - CD Utrera | La crónica La Unión está de vuelta (1-0)

  • Los barreños derrotan al líder Utrera con un tanto de penalti de Forján en el minuto 89 y dan caza a los puestos de liguilla

  • La madera y el meta Ayala mantienen con vida a los utreranos hasta el final

Los jugadores de la Unión, con Forján en el centro, celebran el tanto del triunfo sobre el Utrera. Los jugadores de la Unión, con Forján en el centro, celebran el tanto del triunfo sobre el Utrera.

Los jugadores de la Unión, con Forján en el centro, celebran el tanto del triunfo sobre el Utrera. / Erasmo Fenoy

La Unión Deportiva Los Barrios está de vuelta. El conjunto barreño logró este domingo un triunfo de prestigio al doblegar por 1-0 al CD Utrera, el líder del grupo X de Tercera división. Un resultado que aúpa a los gualdiverdes hasta igualar a los puestos de liguilla con 64 puntos, los mismos que Betis Deportivo (tercero) y Ceuta (cuarto). Los tres puntos se quedaron en el San Rafael con el tanto de Javi Forján en el minuto 89, al transformar una pena máxima cometida previamente sobre Alan.

Era el día indicado. La Unión tenía que ganar para no perder la pista de los puestos cabeceros del grupo. Y es que el margen para soñar cada semana se estrecha por momentos. Pero volvieron a hacerlo como mejor saben. Los barreños maniataron al único equipo de la liga que sólo había perdido dos partidos –una auténtica barbaridad dicho sea de paso– que se encomendó a su guardameta Ayala para resistir las constantes acometidas de los anfitriones. Los de Carlos Ríos enseñaron los dientes para volver a reengancharse a la pelea por las cuatro primeras plazas del grupo.

La Unión salió a ver por dónde podía abordar a tan magno oponente. El Utrera, con mucha confianza, se mostró muy seguro en la parcela defensiva y desechó las primeras y tímidas acometidas de los de casa. Esa seguridad de la que hizo gala el equipo mostachón no fue más allá. Con buenas maneras, pero sin convencimiento los utreranos se perdían como el agua entre las rocas frente a la retaguardia barreña. Y es que Carlos Ríos tiró de casta y veteranía y armó su retaguardia con los más curtidos.

A la media hora, la Unión achuchó de lo lindo y la bola rondó el marco visitante en dos ocasiones con bastante intríngulis a cargo de Alan y Gonzalo, previos escarceos de Guti por el área.

Los barreños metieron una marcha más en el primer tiempo, y comenzaron el segundo de igual forma. Los de la Villa estrellaron al palo la primera que tuvieron en el segundo periodo –la más clara del partido hasta entonces–. Guti lamió la madera con un zurdazo de mil demonios. Y ahí el Utrera tuvo que comenzar a echar mano de Ayala. El encuentro se partió en mil pedazos y tomó un ritmo frenético en el que el cancerbero adquirió protagonismo.

Contragolpe sí y otro también la cita fue dando bandazos de un lado a otro sin solución. El Comando Chicharrón, incansable y vivaracho, animó en la grada para poner la guinda para un choque de altos vuelos. Transcurrida la hora, David Segura, de un talante exquisito, tuvo la única de los rojos en toda la tarde que puso el uy en la grada.

Sin tirar la toalla y de forma insistente, la Unión encontró el premio a última hora. Forján se la acomodó, la bajó y la dejó como el que no quiere la cosa dentro del área para cedérsela a Alan. El mexicano pivotó sobre sí a la altura de la medialuna cuando Toni lo derribó. Penalti de manual. Forján la pidió y Ayala, que acertó el lado, estuvo a centímetros de parar lo imparable. 1-0 y a soñar con la liguilla. Lo mejor, como sabe mejor, para el final.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios