Real Balompédica Linense

Del cajón del olvido a las gargantas

  • El himno oficioso del Centenario balono que tanto ha calado entre los aficionados fue elaborado a comienzos de 2010 por los hermanos García Guillermo, que ya habían renunciado a que fuese grabado

El himno [oficioso] del Centenario de la Real Balompédica Linense estrenado el pasado viernes por la artista linense Erika Leiva y que tanto ha calado entre los aficionados albinegros tiene su propia intrahistoria. Los hermanos José Luis y Juan Carlos García Guillermo lo confeccionaron a comienzos de 2010, ya hace casi tres años, y llevaba todo ese tiempo durmiendo el sueño de los justos en un cajón. Paradójicamente Erika no pudo grabar la versión que circula de mano en mano en cds, pen drives y correos electrónicos entre los hinchas, hasta apenas 24 horas antes de que arrancase el homenaje al presidente Alfredo Gallardo que sirvió para la presentación en sociedad de la canción.

Pepe Infante, máximo responsable de Amantes de la Copla, solicitó al exconcejal popular José Luis García Guillermo y a su hermano Juan Carlos (exintegrante de El Último de la Fila y en la actualidad percusionista de Manolo García) que confeccionasen un himno con motivo del homenaje que su entidad organizó para la Real Balompédica en el Palacio de Congresos hace ya varios meses. "No habían pasado diez minutos y ya lo tenía en mi correo electrónico", explica Infante, que confiesa que quedó sorprendido.

"Cuando le pregunté a José Luis me dijo que hacía dos años que lo tenía hecho pero, por problemas técnicos, no pudimos grabarlo y tampoco pudimos estrenarlo entonces", lamenta.

Por su parte el autor de la letra recalca que éste "no es el himno oficial" del primer siglo de vida de la centenaria entidad futbolística y subraya: "La vida es tan caprichosa que después de que se quedase sin grabar y de que yo diese por hecho que no se haría nunca y que se moriría en el cajón como tantas cosas que hacemos, al final ha salido".

"Es que además era una cosa especial, de manera que o servía para el Centenario de la Balona o no servía para nada, ni siquiera para otra cosa de la propia Balona", matiza.

José Luis García Guillermo no deja escapar la oportunidad de recalcar que "si el himno está gustando" (algo de lo que asegura no tener constancia) "no es sólo por la obra en sí, sino por la aportación de Erika Leiva, que tuvo que preparárselo en unas horas y lo canto de una manera extraordinaria, y por los arreglos musicales de Rubén Cárdenas, que hizo un trabajo fantástico".

"Cualquier obra tiene cuatro patas y con la letra y la música no es suficiente, tiene que haber una voz como la de una gran artista como es Erika [Leiva] y un trabajo como el del estudio", insiste.

"En el fondo me alegro de que se estrenase en el homenaje, porque había más balonos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios