Algeciras CF - Córdoba CF | Pretemporada (1-4) Un repaso para aprender

  • El Algeciras sufre una contundente derrota en el Mirador en su primer ensayo ante un Segunda B

  • Un primer tiempo errático condena a los de Salva Ballesta

  • Edu Ubis vuelve a marcar

Dani Espejo se lamenta ante un Vallejo batido. Dani Espejo se lamenta ante un Vallejo batido.

Dani Espejo se lamenta ante un Vallejo batido. / Erasmo Fenoy

Una lección, un repaso, una cura de humildad. Que cada cual lo llame como quiera. En cualquier caso, un partido para ver muchas veces en vídeo y tomar notas con un subrayador rojo. El Algeciras CF (Segunda B) cayó derrotado con contundencia (1-4) ante el Córdoba CF (Segunda B) en el Nuevo Mirador. El tercer amistoso de la pretemporada, el primero ante un gallo de la categoría, acabó como un experimento fallido. El Algeciras hizo algunas cosas buenas, que no pase por alto, pero los errores -algunos de bulto- pesan más y ante un rival de este calado se traducen en goles.

Que no cunda el pánico y que nadie se confunda, que todavía hay mucha tela que cortar hasta el 18 de octubre, la fecha de arranque de la competición. Sin embargo, la primera derrota algecirista llegó así de sopetón de una manera excesiva. Salva Ballesta volvió a probar y a agitar esa coctelera llena de nuevos jugadores, pero un mal primer tiempo lastró demasiado. Se vieron demasiados desajustes en defensa, un centro del campo algo perdido y a más de un futbolista pasado de revoluciones. Todo lo contrario que un Córdoba sosegado, que parecía marchar con diésel, y con una definición tremenda.

Después de las dos victorias consecutivas ante el Ceuta (Tercera), la última el pasado martes en el regreso al Mirador, el algecirismo quizás pecó de exceso de expectativas ante el primer ensayo ante un Segunda B, ante uno de los grandes candidatos al ascenso que afortunadamente militará en el otro subgrupo del grupo IV.

El Algeciras concedió mucho, encajó dos goles casi seguidos y pecó de ansioso en algunos compases del partido, seguramente por su afán de agradar. También se vio a un equipo más pesado, que arrastra esa fatiga típica de esta fase de la preparación.

Salva apostó por un once con Guille Vallejo en la portería -jugó los 90 minutos-; con Melchor y Espejo en los laterales, y Robin y Benítez como pareja de centrales; Juanma Justo e Iván actuaron en la zona ancha, con Yelko y Raúl Hernández por los costados -aunque se movieron-; y dos atacantes con Mendes y Edu Ubis. Un once con planta, a primera vista.

Los albirrojos salieron con inercia y al minuto de juego Yelko Pino estuvo a punto de marcar con un disparo muy intencionado. Sin embargo, el Córdoba, que no tardó en asentarse, replicó en el minuto 12 con una ataque en el que la defensa albirroja mostró varios agujeros: Piovaccari estuvo a punto de marcar ante Vallejo, pero el despeje de este casi en la línea rebotó en su compañero Robin. Un tanto desafortunado y precedido de varios errores en cadena.

Los locales se rehicieron y en el minuto 23 igualaron tras una acción en la que Raúl Hernández prendió la mecha de un balón que prolongó Mendes y rebañó Edu Ubis. Tercer gol en tres partidos para el ariete, que sigue en vena y es una de las buenas noticias en lo que va de pretemporada.

No obstante, el duelo se decantó desde el centro del campo y por las bandas. El Córdoba, con un Mario Ortiz superior, engulló en apenas dos minutos a los algeciristas: primero, Miguel de las Cuevas se coló como quiso por la banda derecha del Algeciras, donde Melchor se tiene que poner las pilas, y batió a Vallejo de tiro ajustado. Un instante después, Piovaccari lo hizo muy fácil para marcharse de la defensa y el portero y asestar el 1-3, un tanteador que dejó fríos a los casi 650 aficionados que habían pagado entrada.

El Algeciras del primer tiempo flaqueó en los laterales y en la defensa, pero sobre todo echó en falta un sostén en el mediocentro, donde se espera la vuelta de Yago Pérez como el comer. 

El segundo tiempo cambió bastante la cara de los albirrojos. Lo intentó Marcos Mendes nada más volver de la caseta aunque al punta se le notó algo acelerado. Poco después fue Piovaccari el que pudo marcar para el Córdoba con un disparo al palo. Otra vez lo hacía demasiado fácil el conjunto blanquiverde.

El Algeciras perdió a Fran Serrano al poco de salir ya que el central sintió molestias. Salva empezó a menear el banquillo aunque tardó en meter al canterano Juan Serrano, una de las razones por la que muchos aficionados se habían acercado al estadio. El chaval se volvió a mostrar participativo y da una sensación de frescura que al equipo le viene de maravilla.

En el último tramo debió marcar el Algeciras, que tuvo un par de saques de esquina clarísimos con Pablo de Catro e Iván, sin embargo el que hizo diana fue el Córdoba por medio de uno de sus cachorros. Julio Iglesias definió de categoría desde la izquierda en otra internada de esas que no pueden concederse cuando empiece la Liga.

Pitido final y 1-4, un resultado siempre feo y doloroso, porque debe doler que te metan cuatro, sea quien sea el oponente. Lo bueno, que esto es pretemporada el sábado hay una nueva oportunidad para ensayar y para hacer las cosas mucho mejor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios