Algeciras CF Karim, ha nacido un ídolo

  • El delantero ghanés acaba coreado en su debut de película con el Algeciras

  • “Me siento como en casa. Este equipo va a estar arriba”, asegura

Karim, con el dorsal 9, es felicitado por sus compañeros tras marcar ante el Gerena. Karim, con el dorsal 9, es felicitado por sus compañeros tras marcar ante el Gerena.

Karim, con el dorsal 9, es felicitado por sus compañeros tras marcar ante el Gerena. / Erasmo Fenoy

Comentarios 1

Karim ha entrado por la puerta grande en el Algeciras CF. El delantero guineano se presentó en el Nuevo Mirador con dos goles y un partido de derroche el pasado lunes en la goleada ante el Gerena el día de la puesta de largo de Emilio Fajardo como entrenador. El punta, que falló un penalti que habría supuesto un hat-trick para enmarcar, escuchó como la afición coreaba su nombre: “Karim, Karim, Karim”. Él aún no lo sabía pero ya había nacido un ídolo.

Criado en Acra (la enorme capital de Ghana), asentado en España desde que fichó por el Leganés en 2013 y recién llegado a Algeciras desde Don Benito, Karim Abubakar ha encontrado en el equipo albirrojo el calor del que es bienvenido a su hogar. “Me siento como en casa”, asegura el futbolista, que domina la lengua y elige con soltura las palabras sin perder la sonrisa.

“Estoy muy contento, muy contento por el partido ganado, por el trabajo bien hecho y por haber sacado los tres puntos”, afirma el ariete.

Karim debutó con el Algeciras con apenas tres entrenamientos en el cuerpo, igual que su nuevo míster. Con Antonio Sánchez lesionado, la presencia de alguien con mordiente era innegociable en el primer partido de 2019. El delantero mostró en pocos minutos algunas de sus virtudes al rematar de primeras el 2-0, al colaborar en el 3-0 de José Carlos y, sobre todo, para fabricar el 4-0, un auténtico golazo tras robar el esférico, marcharse y encañonar a la red. “Y también fallé un penalti -bromea-, pero los tres puntos son lo más importante”, subraya.

“Llevamos solo tres días trabajando juntos con este sistema, salió bien y tenemos que seguir mejorando”, sostiene Karim, que entiende que la afición quiera disfrutar después de una crisis, pero aboga por la calma y, como dijo Fajardo, por ir cumpliendo objetivos en cada partido.

El ghanés disputó los 90 minutos, corrió muchísimo y acabó fresco. “En Don Benito no jugué mucho pero entrenaba fuerte cada día, físicamente estoy bien y me sentí muy a gusto”, aclara.

Karim rompe con todos los tópicos que hablan de la adaptación de un futbolista cuando llega a un club nuevo. “Los compañeros son los mejores, me han recibido bien y tratado como a uno más, y el míster ha dejado claro que vamos a jugar y a trabajar mucho”, explica. “Este equipo va a estar arriba”, vaticina.

El artillero algecirista deja atrás su mala racha con el Don Benito, con el que apenas contó en la primera vuelta en Segunda B, y vuelve a la senda que vivió el pasado curso con el Plasencia en la Tercera extremeña, en la que hizo trece dianas.

“Me siento como en casa, la afición me ha tratado de una manera que no podía imaginar, como si llevara aquí muchos años”, confiesa Karim, sobre quien recaerá ahora el peso de muchas de las miradas de una afición que da cariño de la misma forma que exige compromiso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios