UD Los Barrios - Cádiz B | La crónica (0-0) Unión, este punto no es casualidad

  • La UD Los Barrios firma un sólido empate ante el segundo y escala hasta el cuarto puesto

  • Zamora mantiene el marco intacto y Goma y Ayala tienen las más claras para los barreños

El gualdiverde Goma corre a por la pelota perseguido por Braganza. El gualdiverde Goma corre a por la pelota perseguido por Braganza.

El gualdiverde Goma corre a por la pelota perseguido por Braganza. / Erasmo Fenoy

La Unión Deportiva Los Barrios se acerca un poquito más al sueño. Los barreños mantienen vivas sus opciones de estar entre los cuatro primeros tras cosechar un labrado empate ante el Cádiz B que les sitúa cuartos al término de la jornada 30 en el grupo X de Tercera. Los gualdiverdes mostraron su versión más solidaria y compacta para anular a uno de los mejores equipos que ha pasado este curso por el San Rafael.

El día era de gran cita en la Villa. Muchos niños y las gradas más coloridas de lo habitual lideradas por el incombustible Comando Chicharrón.

En el campo, la Unión salía decidida a dar la talla ante el filial del Cádiz, un auténtico equipazo. Los de Carlos Ríos fueron de menos a más y acabaron por empequeñecer a los cachorros amarillos que soltaron varios zarpazos aunque sin consecuencias.

La primera de la tarde fue a parar a manos de los de casa. Ayala, que se estrenó en la titularidad, dio la primera asistencia para que Gonzalo cogiese la moto y encañonara el marco rival. Cubero apareció en el último momento para rechazar el lanzamiento del banda algecireño. El filial cadista replanteó, tomó el balón para sí y empezó a maquinar. Javi Pérez y Duarte dirigieron la orquesta de los visitantes y nutrieron el juego.

La Unión supo empacarse y guardar la calma tras algunos minutos de indecisión atrás. La verticalidad del equipo foráneo hizo mucho daño y Zamora tuvo que aparecer por dos veces en los diez primeros minutos. El guardameta mantuvo inmaculada las redes de los de casa con dos atajadas a bocajarro ante Peter y Javi Navarro.

Y desde la retaguardia los barreños quisieron asomar la cabeza para probar las costuras del oponente. Los gualdiverdes se echaron a las bandas comandados por Alan y Ayala y a colgar centros. Pero eso de que la defensa del filial amarillo es uno sus principales avales, no es casualidad. Mui y Cubero, como dos auténticas piezas de pin ball, repelieron todo lo que se acercaba al área visitante.

A los veinte minutos, los barreños solicitaron pena máxima sobre Mario a la salida de un córner. Sigan, indicó el trencilla. La primera parte languideció con dominio amarillo, pero la zaga barreña ya estaba advertida. En torno a la media hora, se formó un pequeña tangana, con las espadas en todo lo alto. Sin consecuencias.

En la caseta, Carlos Ríos les refrescó las ideas. La Unión salió a morder y el rival no pudo contener el ímpetu de los locales. Sólo Cristian, el meta, aguantó la igualdad en el marcador ante la superioridad de los de la Villa sobre el terreno de juego. Ayala la colocó a la cepa del poste al culminar un contragolpe, pero el arquero amarillo la repelió en una alarde de reflejos. Minutos después Goma lo probó con otro tiro que lamió el palo.

El defensor cadista Mui, en un destello mandó a la escuadra una falta, aunque nuevamente Zamora, bien colocado, llegó a tiempo para evitar el golazo. Forján apareció con un testarazo por encima del larguero. Ríos movió la caseta. Biri reapareció recuperado y Guti aprovechó la primera que tuvo para estrellarla en el muñeco. Pero no hubo forma. Tanto barreños como cadistas las tuvieron. Tablas y un punto para seguir enganchados arriba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios