Baloncesto | final a cuatro de ascenso a la LEB Plata Udea adelanta la fiesta del ascenso a la LEB Plata (79-60)

  • Los de Javi Malla se imponen al Ardoi navarro en el segundo partido de la final a cuatro que se celebra en Algeciras y se benefician del triunfo de Estudiantes sobre el Tarragona

Udea celebra el salto de categoría a LEB Plata en Algeciras. Udea celebra el salto de categoría a LEB Plata en Algeciras.

Udea celebra el salto de categoría a LEB Plata en Algeciras. / Erasmo Fenoy

Udea es de LEB Plata. Los algecireños fueron llevados en volandas en su cancha y lograron un histórico triunfo sobre el Ardoi navarro (79-60) en el segundo asalto de la final a cuatro, una victoria que les dio el ascenso por la vía rápida para sorpresa de muchos. El zarpazo del filial de Estudiantes frente al Tarragona en el partido previo benefició a los de Javi Malla para depender de sí mismos a la hora de consumar el salto a la tercera categoría del baloncesto nacional.

Desde el comienzo se vio que Udea no era el mismo que salió al parquet el pasado jueves frente a los cachorros de Estudiantes. A los de Javi Malla se les notó mucho más frescos, seguros y metidos en el choque, a sabiendas de lo que pocos se habían percatado en el paellón Doctor Juan Carlos Mateo. La derrota de Tarragona hacía que el que ganase del Udea-Ardoi se pusiese ya a festejar.

Los algecireños enchufaron el modo rodillo a la primera de cambio y tomaron ventaja desde el primer parcial. Malla no quería el mismo desenlace del día anterior, pero lo difícil era hacerlo. El conjunto navarro se precipitó en los primeros compases y eso les condenó a ir a remolque en el marcador todo el partido. Koyanouba hizo mucho daño en la zona a los visitantes haciendo uso de su envergadura para castigar el rebote ofensivo y dejar doce arriba a los anfitriones en el primer cuarto (23-11).

Udea negoció su renta y aunque esta zozobró unos instantes, los algecireños volvieron a enderezar el cuarto para irse diez puntos arriba al descanso (41-31).

Andrew Kelly, excelso (27 puntos y 35 de valoración), lideró el periodo escoltado por Jabs Nebwi y un siempre generoso en el esfuerzo Sam Buxton, mientras Miki Ortega hacía de las suyas enchufándolas cada vez que tenía ocasión.

Malla ideó y los udeístas jugaron, en líneas generales, con mucha más cabeza que su rival. Udea incluso se permitió más rotaciones que el primer a salto de la final four ante Estudiantes.

El tercer cuarto se asemejó mucho al primero, con Antón Savitski tirando del carro para los navarros. Ardoi redujo la renta a sólo tres puntos al principio del periodo (43-40), pero nuevamente la sangre caliente pudo con los foráneos. Udea estuvo muy atento a los robos y endosó otra vez una distancia de 16 puntos en un visto y no visto. Los algecireños se iban a por la LEB Plata, aunque pareció que muchos de los presentes no eran conscientes de ello.

El último cuarto fue casi un paseo. Udea logró irse a los veinte puntos y la hinchada sencillamente se entregó. Por sorpresa, la fiesta llegó e inundó la pista. Udea está de vuelta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios