Udea Algeciras - Ponferrada | La crónica (83-82) Udea tumba a Ponferrada en un final de infarto

  • Los de Malla logran en casa la segunda victoria consecutiva de la temporada

  • Miki (26 puntos) y el refuerzo de Nkosi (16), claves en el ataque 

Un instante del partido entre Udea y Ponferrada. Un instante del partido entre Udea y Ponferrada.

Un instante del partido entre Udea y Ponferrada. / Udea

Segunda victoria consecutiva de Udea. El equipo de Algeciras ha logrado el triunfo este sábado ante Ponferrada tras un final de infarto (83-82) en la octava jornada del grupo Oeste de la LEB Plata. El conjunto de Javi Malla ha sumado su segunda alegría seguida, la segunda en casa tras el bálsamo anímico que supuso el primer triunfo de la temporada en el aplazado ante Zentro Madrid.

Udea va a más. Los de Malla se parecen cada día más a un equipo correoso que se está engrasando en defensa y también en ataque. Los algecireños tuvieron que soltarse para corresponder al poderío ofensivo de su rival, un Ponferrada que tuvo la última bola para llevarse el partido. La aportación del refuerzo Nkosi (16 puntos) y el liderazgo habitual de Miki Ortega (26 puntos y 29 de valoración) pavimentaron el triunfo.

Como ocurrió ante Madrid, Udea supo remontar y dominó el segundo tiempo para volcar la situación a su favor. Los locales comenzaron por detrás y Malla tuvo que pedir el primer tiempo muerto con el 6-11. Los visitantes abrieron una brecha mientras Udea erraba canastas fáciles bajo el aro. Un triple de Miki Ortega dejó el primer cuarto en 18-23.

Los de Malla equilibraron la balanza a base de triples. Una racha de Javi Fernández colocó el 31-31 y Nkosi, con una penetración, dio la delantera. Con las fuerzas más igualadas, el partido llegó al descanso con una mínima renta para Ponferrada por 41-43.

El cuadro de David Barrio pisó el acelerador tras el intermedio y se marchó de diez puntos en un visto y no visto (45-55). Udea reaccionó y logró llegar vivo al último periodo con el 62-65 en el luminoso.

El último cuarto fue un bombardeo mutuo, con los dos equipos dándolo todo. Del 71-71 a falta de cinco minutos se pasó a la ventaja de Udea, 75-71 con poco más de tres minutos por delante. Nkosi, Miki y Iago se echaron la anotación a las espaldas, pero Ponferrada no se rindió. Los visitantes dispusieron del último ataque a falta de ocho segundos con el 83-82, pero la defensa de Udea dejó la preciada victoria en casa.

Udea disfrutará este domingo de una jornada de descanso y este lunes, ante el Juaristi ISB (19:00), disputará también en casa el partido aplazado de la cuarta fecha del calendario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios