Vela

Rafa Trujillo asciende y es quinto

  • Pese a un error en la segunda manga que le hizo acabar 14º, el linense acaba tercero la primera regata

Rafael Trujillo ascendió ayer un puesto en la general de la clase Finn de vela a pesar de que en una jornada irregular para el linense, después de conseguir la tercera plaza en la primera manga del día, en la segunda terminó 14º.

El regatista de La Línea comenzó bien el día. Su primera salida fue conservadora y aunque recuperó algo al llegar a la primera marca, séptimo, todavía se encontraba lejos de los puestos de honor. Ahí sacó todo lo que lleva dentro y en una gran remontada no tuvo piedad de sus enemigos a los que dejó, salvo al estadounidense Zach Railey, a su popa, incluido el británico Ben Ainslie.

No se quedó contento, quería la victoria y se lanzó a por ella. En cuanto pudo dejó atrás a Railey y al austríaco Daniel Birgmark, que se pegó a su popa. La lucha en la última empopada fue tremenda, ya que ninguno de los tres contendientes terminaba de despegarse del resto.

Fue un duro duelo entre el estadounidense, Trujillo y Birgmark, que se unió a la lucha en este último tramo. Al final fue éste el que se llevó el gato al agua por tan solo un segundo de diferencia sobre Railey, mientras que el regatista linense cruzó la línea de llegada a cuatro segundos del vencedor y se tuvo que conformar con la tercera posición.

La alegría duró poco, justo hasta el inicio de la siguiente regata, en la que Rafael Trujillo tropezó de nuevo, tal y como le ocurriera en su primera prueba.

En esta ocasión el de La Línea, medalla de plata en esta misma especialidad en los Juegos de Atenas de 2004, se vio sorprendido por este caprichoso campo de regatas. Cuando esperaba un cambio en la dirección de unas de las corrientes de la zona, esta no lo hizo, lo que le pilló en el lado malo y le hundió en sus posibilidades de obtener en esta segunda prueba un resultado similar al primero.

El británico Ben Ainslie, gran favorito para la medalla de oro, dio un recital de cómo hay que recuperarse durante una prueba en la que se le habían puesto las cosas difíciles. Séptimo al inicio del último recorrido, supo encontrar el lado bueno del campo de regatas para escalar posiciones hasta cruzar la línea de llegada en primer lugar.

Por el contrario, Rafael Trujillo, que había comenzado la jornada bien, cayó en esta segunda hasta el decimocuarto lugar al no acertar con el lado bueno del campo de regatas. El decimonoveno puesto en el que dobló la última baliza lo dejó fuera de combate, aunque se recuperó al final.

La clase es dominada por el estadounidense Zach Railey con cinco puntos de ventaja sobre el británico Ben Ainslie, al que le pesa el décimo puesto de la primera manga, pero que se quitará cuando llegue el descarte. Trujillo gana un puesto y es quinto, a cinco puntos de la tercera plaza. Hoy, dos nuevas mangas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios