Balonmano | Primera Nacional Juan Bermejo: la leyenda continúa

  • El central madrileño sigue, a sus 47 años, en el BM Ciudad de Algeciras

  • "¿Quién sabe si el equipo podrá volver a Asobal?" se pregunta

Juan Bermejo antes de comenzar un entrenamiento Juan Bermejo antes de comenzar un entrenamiento

Juan Bermejo antes de comenzar un entrenamiento / baicanoso (Algeciras)

Comentarios 0

No es habitual ver jugadores con 47 años en casi ningún deporte. Pero Juan Bermejo no entiende de esos estereotipos. Llegado a Algeciras en 2001, el madrileño sigue haciendo historia en el BM Ciudad de Algeciras, con el que volverá a competir esta temporada en la Primera Nacional.

“El club quiere que continúe y a mí me encanta jugar al balonmano”, asegura Bermejo. Un amor por este deporte que, al contrario que muchos otros deportistas, no comenzó por tradición familiar. “Comencé con ocho años cuando nos apuntamos varios amigos”, si bien fue el único que continuó jugando años después. Y ya van 39.

Durante su dilatada carrera, que comenzó en el Caja Madrid, jugó en la Liga Asobal con cuatro equipos (Ademar León, Cangas de Morrazo, Gáldar y Algeciras).

Sin embargo su recuerdo más bonito no es en la competición liguera, sino en la Copa del Rey de 2007 en Altea. Ese año, el Club Algeciras Balonmano dio la sorpresa y eliminó al vigente subcampeón de Europa, el Portland San Antonio, consiguiendo un histórico pase a semifinales. Ya allí el Ademar León aprovechó el gran desgaste físico de su rival para hacerse con la victoria. “Teníamos una plantilla muy corta y con más descanso quizá hubiéramos podido dar otra sorpresa, pero ahí queda ese hito”, explica Bermejo.

Cuando llegó a Algeciras en 2001, con el equipo en Primera Nacional, no esperaba a sus 29 años volver a la Asobal. Pero lograron dos ascensos y en la 2004/05, tras un gran año, el conjunto algecireño logró la promoción a la máxima categoría del balonmano español y pudo jugar con los mejores durante tres años más.

Después de unos años fuera, volvió al Algeciras para ayudar a la joven plantilla cuando militaba en Segunda Nacional. Año tras año parece que será el último, pero Bermejo no se detiene. “Mientras me mantenga físicamente y pueda aportar algo seguiré jugando, aunque cada año acabo más cansado la temporada y no me planteo a más de un año”, cuenta.

Tras tantos años en Algeciras, Bermejo se siente como uno más y asegura que no se marcharía actualmente a ninguna otra ciudad a vivir. “Valoro que sea cómoda, que tenga mar... son cosas que valoras cuando has vivido en muchos sitios como yo”.

Durante su carrera ha compartido vestuario con muchos jugadores. A nivel personal son muchos los que le han marcado, pero se queda con compañeros suyos en el Algeciras Balonmano: Paco Bustos, Jorge García Vega y Raúl Bartolomé. De todos ellos, el madrileño destaca a García Vega de quien dice que “no debió tener muy buena prensa porque era un pedazo de jugador” y, sin embargo, no llegó a lo más alto.

De la afición del pabellón, muy destacada en los años de la Asobal, Bermejo resalta que, si bien no son tantos, “hay un grupo de aficionados que va a apoyar al equipo en la categoría que esté” y en el último ascenso, se llegaron a congregar 2000 personas.

“El deporte son ciclos” y tiene claro que el hecho de que vaya bien a los demás equipos de la ciudad “es importante porque ayuda a que todos vayan para arriba”. “Quién sabe si el equipo podrá volver a la Asobal”. El tiempo dirá a dónde llegará.

Todo un veterano que defenderá la elástica algecireña otro año. Solo el tiempo y el propio Juan Bermejo dirán hasta cuándo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios