Golf. Andalucía Valderrama Masters Huracán Sergio García

  • El anfitrión se escapa en Valderrama con una vuelta enorme que le deja a las puertas de revalidar el título en un torneo reducido por el mal tiempo

  • El guadiareño Álvaro Quirós, con opciones

Sergio García, tras embocar en el hoyo 18 y cerrar su segunda vuelta Sergio García, tras embocar en el hoyo 18 y cerrar su segunda vuelta

Sergio García, tras embocar en el hoyo 18 y cerrar su segunda vuelta / Erasmo Fenoy

Ni las lluvias ni las tormentas con relámpagos ni gaitas. Nada ni nadie ablanda Valderrama como lo hace Sergio García. El defensor del título del Andalucía Masters de golf dio un paso al frente para revalidar su corona en San Roque. En medio de un tiempo de locos, el huracán Sergio pasó como un rodillo y firmó una tarjeta enorme que eclipsó a todos en una cita que quedó reducida a 54 hoyos por los retrasos desde el primer día.

El vueltazo de Sergio García (64 golpes, siete bajo el par en el día) minimizó el gran papel del guadiareño Álvaro Quirós y del madrileño Gonzalo Fernández-Castaño. Ambos con menos cuatro, a seis del liderato, son las otras dos bazas de la Armada para la tercera y definitiva vuelta que la organización espera jugar a lo largo del domingo... o el lunes si las inclemencias meteorológicas lo impediesen. La jornada comenzará a las 9:00 con salidas desde el 1 y el 10.

El Andalucía Valderrama Masters tiene acento español. Sergio y Álvaro enseñaron su garra desde el primer instante y Fernández-Castaño terminó por unirse a la fiesta en ese mar de interrupciones y suspensiones que vive el torneo desde el pasado jueves.

La afición local lo está pasando bien con Quirós. El de Guadiaro mantiene el aplomo y el coraje para sobreponerse a un recorrido que le martiriza. Álvaro cerró el sábado con lo que le falta de su segunda vuelta y le restó un golpe más al campo. El pegador (-4) salvó un putt comprometido en su último golpe, antes de abrazar a sus niños nada más salir del green.

Fernández-Castaño, que se juega la tarjeta en el Circuito, raspó hasta tres golpes para meterse en ese vagón del tercer puesto, una posición en la que también está el escocés Marc Warren, sobrio durante todo el torneo.

Pasado el mediodía salió Sergio García con su habitual séquito de acompañantes. El de Borriol arrancó como un tren y finalizó la tarde con cuatro birdies en los últimos cinco hoyos. Tremendo para irse al -10 en la general y dejar a cuatro de distancia al anterior líder, el inglés Ashley Chesters, que volvió a vencer a Valderrama. No conviene olvidar a Lee Westwood y Shane Lowry, agazapados desde el -3.

“Esto no se ha acabado”, afirmó el anfitrión y vigente campeón, Sergio García. “Valderrama es como es, muy complicado. Sin ninguna duda es un campo que me entusiasma y afortunadamente me han ido bien las cosas durante muchos años aquí, aunque eso no significa que ya esté hecho”.

“Probablemente la de hoy (sábado) ha sido una de mis mejores vueltas en Valderrama. He jugado muy bien desde el tee, he cogido muchos greens, y en los dos o tres que he fallado, he hecho buenos approach y putt. El campo está un poco más fácil por la lluvia, pero aquí siempre hay que estar muy fino”, aseguró García.

“La última vez que hice 64 golpes era par 72. Ahora el campo es un poco más complicado que entonces, pero cuando llueve y se pone más blando, nos da más opciones. No lo juego de una manera diferente. Intento jugarlo siempre como lo encuentro”, señaló el castellonense, reciente campeón de la Ryder.

El corte, una vez finalizada la segunda vuelta para todos los protagonistas, quedó establecido en +4. Del resto de la Armada siguen en liza Jorge Campillo (-1), Alejandro Cañizares (+1), Nacho Elvira (+2), Pep Anglés (+3), Eduardo de la Riva (+3) y Samuel del Val (+4).

Carlos Pigem, Pedro Oriol o el joven Ángel Hidalgo se quedaron a las puertas de colarse entre los mejores. El ilustre José María Olázabal –muy cercano a Álvaro Quirós– y Pablo Larrazábal también se despidieron.

El mal tiempo matinal pospuso el walk&win, una iniciativa pionera del European Tour con el apoyo de QuirónSalud para promover hábitos de vida saludables entre los espectadores que participen, que tendrán que completar un recorrido para recibir unos obsequios. La idea es llevar a cabo la actividad a lo largo de la última jornada.

El buen ambiente y la afluencia de público continuó durante la vuelta del sábado en Valderrama, un club siempre atractivo por mucho que el tiempo se empeñe en deslucirlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios