algeciras cf

Chico Díaz, el renacido

  • El delantero sale a gol por partido desde que el Algeciras prescindió de él y se enroló en la Lebrijana

  • Lleva tres y no hay rastro de las lesiones

Chico Díaz bebe agua en su debut con la Lebrijana, frente al Algeciras. Chico Díaz bebe agua en su debut con la Lebrijana, frente al Algeciras.

Chico Díaz bebe agua en su debut con la Lebrijana, frente al Algeciras. / martín gil

Desde que el Algeciras prescindió de Chico Díaz, el delantero sale a gol por partido. El ariete suma tres tantos seguidos en el mismo número de encuentros y ha renacido de sus cenizas, otra vez, en la Balompédica Lebrijana, un rival directo de los albirrojos en la lucha por el ascenso. El fútbol modesto está lleno de misterios y este caso merece un capítulo.

El Algeciras CF tomó la decisión de rescindir el contrato de José Antonio Díaz Verde Chico el pasado 27 de enero, apenas 24 horas antes del desplazamiento a Alcalá. Los algeciristas llegaron a un acuerdo amistoso con Chico, inédito en 2018 con el equipo de José Antonio Asián por una serie de molestias físicas que nunca quedaron demasiado claras.

La directiva argumentó que el delantero no estaba dando el rendimiento esperado, algo que el ariete aceptó de buen grado. Chico, no obstante, cargó en una entrevista con el doctor Eugenio Varo, médico de la Mutualidad y ligado a la casa. El último día del mercado de invierno Chico Díaz firmó por la Lebrijana al mismo tiempo que el Algeciras cerraba al argentino Damián Solferino. Nueve por nueve.

Los caprichos del destino quisieron que el futbolista coriano y el Algeciras se reencontrasen a la semana siguiente en el duelo que los albirrojos disputaron en el Municipal de Lebrija. Los locales jugaron al engaño y Chico salió de titular, fue un verdadero incordio y marcó el gol del empate cuando los de Asián ganaban con un tanto de Ito.

El partidazo de Chico no quedó en una casualidad o en fruto de la motivación extra, ya que a la jornada siguiente el punta marcó el gol del triunfo en Alcalá (0-1) y la más reciente metió el tanto que significó el empate lebrijano con el Xerez (1-1).

El delantero llamado a ser el hombre-gol del Algeciras esta temporada salió de La Menacha por la puerta de atrás con cinco dianas en su haber y un rosario de molestias que agotaron la paciencia. Ahora lleva tres goles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios