Betis B - ULB | La crónica

(66-85) La ULB enlaza su cuarta victoria

  • Los linenses sufren más de lo que señala el marcador, pero sentencian en el tercer cuarto

  • Los de Vicente González llegan al derbi en su mejor racha de la temporada

Balastegui, máximo anotador del partido, rodeado de jugadores del Betis Balastegui, máximo anotador del partido, rodeado de jugadores del Betis

Balastegui, máximo anotador del partido, rodeado de jugadores del Betis

La Unión Linense de Baloncesto (ULB) afronta el derbi que el próximo sábado (19:00) le enfrenta en La Línea al intratable líder Udea con cuatro victorias consecutivas en sus alforjas, su mejor marca de la presente andadura. Los que dirige Vicente González hicieron buenos los pronósticos y vencieron este sábado en la cancha del penúltimo clasificado del grupo DB de la EBA, el Betis B, aunque con más dificultad de la que señala el marcador final (66-85), que parece hablar de un paseo de los albinegros que no existió.

La victoria de la ULB sobre el filial bético fue, sobre todo, una cuestión de amor propio. El equipo acudía en cuadro y la situación se fue agravando por momentos, pero todos los tocados aportaron su granito de arena.

Jakub Kasa hizo lo que pudo en los apenas tres minutos que estuvo sobre la pista. A Dylan Gómez las molestias le dieron para estar diez en el parquet, pero es que además Javi Balastegui completó un partidazo (25 puntos) pese a encontrarse indispuesto apenas unas horas antes del choque y Andrius Bannys no dudó en reaparecer después de haber sufrido un esguince de tobillo casi en la primera jugada. Un alarde de implicación.

Quizás debido a tanta adversidad los de La Línea no fueron capaces de completar una buena primera mitad. Solo en el primer cuarto el Betis B le hizo más puntos (20), que una semana antes el segundo clasificado, Benahavís, en medio encuentro.

El equipo de casa echaba mano de su indiscutible talento y los visitantes tenían problemas para ajustarse en defensa. La consecuencia es que es que al descanso ganaban los verdiblancos (38-35).

Igual que en algún partido un solo cuarto malo penalizó a la ULB cuando había hecho méritos para ganar, esta vez a los de La Línea les bastó con defender bien en el tercer periodo (8-20) para dejar el encuentro visto para sentencia.

Los últimos diez minutos acabaron derivando en un corre-calles (20-30) con los béticos bajando los brazos en los últimos instantes y con Cándido Matoso completando una exhibición de control en el juego interior hasta capturar 21 rebotes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios