BM Maracena - Ciudad de Algeciras | La crónica (29-21) Excesivo castigo para un buen Ciudad de Algeciras

  • Las adversidades se ceban con los de Alejandro Ledesma ante un equipazo que se despega al final

  • Debuta el juvenil Gonzalo Oncala y destaca otro de su camada: Carlos Arenas

  • El meta Miguel González se lesiona en el 41' y su plaza es para el canterano Álex González

Alejandro Ledesma da instrucciones a sus jugadores, este sábado en Maracena Alejandro Ledesma da instrucciones a sus jugadores, este sábado en Maracena

Alejandro Ledesma da instrucciones a sus jugadores, este sábado en Maracena / BM Maracena

El Balonmano Ciudad de Algeciras ha caído este sábado (29-21) en la cancha del BM Maracena en partido de la sexta jornada del grupo F de la Primera Naciona. Como ya le ha sucedido en alguna de jornadas precedentes, el marcador se hizo especialmente abultado e injusto con los pupilos de Alejandro Ledesma en los últimos compases de la contienda. El apartado más positivo, la notable aportación del juvenil Carlos Arenas y el debut de Gonzalo Oncala, otro compañero de camada que da el salto al primer equipo.

El Ciudad de Algeciras sigue regresando de vacío de sus viajes. Este sábado ha ofrecido un buen nivel en Maracena, pero no el suficiente como para poder derrotar a un conjunto que en las dos últimas campañas ha estado siempre en los lugares de privilegio de la clasificación.

A las numerosas bajas con las que viaja el conjunto de Algeciras se sumó a última hora la de Javi Martín, que, con un esguince en el hombro, puede estar varias semanas en el dique seco.

Los algecireños tutearon al rival durante los primeros 20 minutos, en los que el luminoso apenas señalaba diferencias. Fue entonces cuando el técnico del conjunto granadino introdujo a los jugadores más expertos, a los que había dejado en la banqueta, y el Maracena ya consiguió poner tierra de por medio antes del descanso (14-10).

Tras el intermedio los de casa mantuvieron la renta en torno a los seis goles, pero un tiempo muerto de Ledesma revitalizó a los suyos. Justo en plena remontada el meta Miguel González, que estaba especialmente certero, sufrió un esguince de tobillo.  Su puesto, en ausencia de Chicón, fue para un juvenil, Álex González, que ni mucho menos desmereció.

Eran demasiadas adversidades y en el tramo final el marcador se disparó hasta esos ocho goles que no hacen justicia a lo que se vio sobre la pista del pabellón municipal de Maracena.

Los resultados de esta sexta jornada en el grupo F de la Primera Nacional y una vez concluida la jornada la clasificación se pueden consultar en este enlace.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios