Unicaja - ULB | La crónica

La ULB derrota a Unicaja en Málaga (63-75) y se aúpa a la segunda plaza

  • Los linenses se sobreponen a un pésimo arranque y se meten en puestos de play.-off

  • Wellington Díaz debuta y Cándido Matoso reaparece después de más de tres meses

Leandro Furlán se dispone a palmear en el Unicaja-ULB de este domingo

Leandro Furlán se dispone a palmear en el Unicaja-ULB de este domingo / J.R.

La Unión Linense de Baloncesto (ULB) se ha impuesto este domingo (63-75) en el histórico pabellón Los Guindos de Málaga al conjunto de Liga EBA de Unicaja. Esta octava victoria en las últimas nueve jornadas coloca al conjunto de La Línea en la segunda posición del grupo DA, que tiene algo de provisional, ya que está a la espera de que se dispute el encuentro aplazado entre La Zubia (4º) y El Ejido (11º), previsto para el próximo miércoles (20:45). Los albinegros (esta vez de celeste) se sobrepusieron a un muy mal comienzo del choque y voltearon el marcador con holgura. Debutó Wellingthon Díaz y reapareció Cándido Matoso, inactivo desde que se fracturó el radio el 26 de noviembre en Marbella y que ha recortado todos los plazos previstos.

La ULB no ceja en su empeño en estar en la post-season. Este domingo ha logrado salir ilesa de un partido trampa, se ha impuesto al filial de Unicaja, que, todo hay que decirlo, echó de menos a Mario Saint-Supéry. Los linenes se han encaramado, siquiera sea de forma transitoria, a esa segunda plaza que se ha fijado como objetivo para el final de la fase regular.

Los linenses, quizás por el madrugón o por la falta de costumbre de afrontar partidos a esa hora (11:00), salieron con una empanada importante. La defensa, que es su arma más destacada, brillaba por su ausencia y al término de los diez primeros minutos el marcador era de 24-12.

Un dato habla por sí solo. Los malagueños, que habían anotado 24 puntos en ese primer cuarto, hicieron 39 en los tres restantes (13 de media). Señal inequívoca de que los visitantes elevaron la intensidad, forzaron atrás y no permitieron los cómodos lanzamientos de los que los chicos de Antonio Herrera disfrutaron en el primer acto.

El 8-27 del segundo cuarto (casi perfecto por parte de la ULB) llevó a los jugadores al vestidor con 32-39 y en el arranque tras el descanso los linenses llegaron a disfrutar de una renta de 12 puntos, que Unicaja consiguió recortar para dar la impresión de que se mantenía en el partido, apoyados por una cierta permivisidad arbitral.

En ese tercer cuarto reapareció después de más de tres meses Cándido Matoso. Más que su simbólica aportación a este duelo (dos puntos y un rebote en ocho minutos) el regreso del pívot canario es una buenísima noticia para Jesús Gutiérrez y los suyos de cara al sprint final de la competición.

La realidad es que la victoria de los de La Línea, que dosificaron muy bien el último capítulo, nunca peligró. Importantísima para esta victoria la aportación del algecireño Hugo Tavío (24 puntos y un rebote para 19 de valoración), sin olvidar a Leandro Furlán (14 puntos, cinco rebotes, siete asistencias) ni la aportación en defensa, el arma de la ULB, de los gribaltareños Mohamed El Yettefti y Thomas Yome y el extremeño Eugenio Egea.

La estadística del encuentro se puede consultar en este enlace

Los resultados de la jornada 18 en el grupo DA de la Liga EBA y la clasificación al término de la misma se puede consultar en este enlace.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios