Real Balompédica Linense

La Tribuna del Municipal no podrá utilizarse, como muy pronto, hasta final de febrero

  • El Ayuntamiento de La Línea saca a licitación los trabajos de la demolición de la visera del estadio

La visera del estadio Municipal de La Línea, que debe ser derribada La visera del estadio Municipal de La Línea, que debe ser derribada

La visera del estadio Municipal de La Línea, que debe ser derribada

Comentarios 2

El Ayuntamiento de la Línea ha publicado hoy en el perfil del contratante las bases para acceder a la adjudicación de los trabajos de demolición de la visera del Estadio Municipal. Sobre la misma existe un informe municipal que obliga a su derribo y que propició que la Real Balompédica instalara una grada portátil en la parte baja de Tribuna, lo que redujo de forma drástica la capacidad de esa parte del recinto.

El club calcula que en cada uno de los partidos que se juegan en estas condiciones deja de recaudar unos 2.000 euros, amén de los gastos ocasionados por la utilización de los asientos portátiles.

El Consistorio recalca que la demolición que deberá ser realizada por una empresa especializada conforme al anteproyecto diseñado por el Ayuntamiento.

“Las empresas interesadas en optar al contrato tienen un plazo de veinte días para la presentación de ofertas. El presupuesto máximo es de 169.100 euros, IVA incluido, para el proyecto de demolición y los trabajos de ejecución de la misma”.

“Una vez adjudicado el contrato”, lo que a la vista de los plazos fijados por el propio Ayuntamiento sucederá dentro de aproximadamente un mes, “el plazo máximo para las tareas de demolición será de dos meses”, de lo que se deduce que la visera podría haber desaparecido en la segunda quincena de febrero o a comienzos de marzo de 2019, fechas en las cuales ya podría ser utilizaba de nuevo en su totalidad la grada de Tribuna, eso así, ya descubierta.

A esas alturas del próximo año al equipo de Jordi Roger le restarán por disputar en torno a media docena de partidos como local.

“El ayuntamiento ha optado por un procedimiento de licitación simplificado para agilizar al máximo la adjudicación de estos trabajos, dada la gran repercusión que el mal estado de la visera tiene para la Real Balompédica Linense”, dice el equipo de Gobierno en su nota.

Por su parte el concejal andalucista Ángel Villar hizo público un comunicado en el que culpaba al alcalde, Juan Franco, de actuar “con opacidad” y explicaba que el pasado 29 de octubre registró en la secretaría general una solicitud de información sobre este asunto.

Villar, que lamenta no haber tenido respuesta, requiere la cronología del proceso que motivó el cierre de la grada, los informes técnicos que llevaron a tomar esta decisión,  el decreto, los contratos en los que se estaba trabajando y los informes “si existieran”.

El presidente de la Balona, Raffaele Pandalone, tiene previsto comparecer mañana jueves en rueda de prensa y expondrá su punto de vista sobre lo sucedido con la grada de Tribuna.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios