Algeciras CF - Real Balompédica | El clásico El extremeño Manuel García Gómez arbitrará el Clásico del domingo

  • El trencilla juzgó las tablas del Algeciras con el Córdoba el pasado curso

  • Ha dirigido dos empates y un triunfo de la Balona, todos en La Línea

El extremeño Manuel García Gómez, durante el Balona-Real Murcia del curso pasado El extremeño Manuel García Gómez, durante el Balona-Real Murcia del curso pasado

El extremeño Manuel García Gómez, durante el Balona-Real Murcia del curso pasado / Erasmo Fenoy

El Comité Nacional de Árbitros ha designado a Manuel García Gómez, de Badajoz, como juez de la contienda en el Clásico del Campo de Gibraltar correspondiente la octava jornada del grupo IV-A de la Segunda división B que este domingo 3 de enero (12:00) enfrentará al Algeciras Club de Fútbol y a la Real Balompédica Linense en el Nuevo Mirador, después del aplazamiento sufrido por los casos de coronavirus en la plantilla linense.

El trencilla pacense, que afronta su quinta temporada en la categoría de bronce, arbitró el curso pasado el empate del Algeciras en un duelo con el Córdoba en el Nuevo Mirador (2-2). 

El árbitro extremeño reflejó en el acta que al final de la contienda, el entonces máximo responsable del Córdoba, Jesús León se dirigió hacia el trío arbitral “en actitud chulesca”.

El colegiado reflejó que el presidente del Córdoba le dio “con la mano en la nuca en repetidas ocasiones”, dirigiéndose a él en los siguientes términos: “¡Es una pena que seas árbitro, te has 'cagao'! Cómo se nota que eres de Badajoz”.

“Dicha persona subió el tono de su voz y tuvo que ser retirado por el delegado de campo, al cual intentó sin éxito agredir”, añadió. Competición impuso al dirigente cordobesista cuatro partidos de sanción.

Por su parte al conjunto de La Línea le ha arbitrado en tres ocasiones, todas ellas en el Municipal. La primera se remonta a diciembre de 2017, en un Balona-Jumilla que finalizó en tablas (1-1). Europa Sur le concedió un sobresaliente (3 sobre 3) y dijo de su actuación: “Tiene planta de gran árbitro. Si cometió algún error, fue no mostrar la segunda amarilla al local Sergio Rodríguez en la jugada que originó el penalti”.

En noviembre de 2018 volvió al estadio linense y esta vez vio ganar al equipo local, que se aupaba a la cuarta plaza al imponerse por 3-0 al Marbella. Esta vez no estuvo tan certero y en opinión de este periódico mereció solo un aprobado (1 sobre 3): “En su intento de hacer un arbitraje buenista cometió numerosos errores en el reparto de tarjetas. También en la aplicación de la ley de la ventaja. Ninguno de ellos, decisivo”.

La última vez que se cruzó con la Balompédica fue el tres de noviembre del curso pasado. El conjunto albinegro empató a un gol con el Real Murcia y su calificación esta vez fue un suspenso: “Horrible, decretó un penalti que solo vio él, se excedió en la primera amarilla a Dopi, le perdonó la roja a Bandaogo…”

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios