Fútbol | Tercera división

Andrés Salas se confiesa “hundido” tras un despido que considera “injusto”

  • “Para ellos éramos los cabecillas de un motín que no existió”, denuncia el ex de Algeciras y Unión

Andrés Salas, ante el Sevilla C, su último partido como jugador azulino. Andrés Salas, ante el Sevilla C, su último partido como jugador azulino.

Andrés Salas, ante el Sevilla C, su último partido como jugador azulino. / José Ángel García

Andrés Salas es uno de los cuatro jugadores despedidos por el Xerez Club Deportivo y el primero que públicamente relata el calvario que está pasando. El futbolista, ex de Algeciras CF y UD Los Barrios, denuncia que tanto él como Fran, Pedro Carrión (también ex de la Unión) y Alberto del Río están pagando “injustamente” el plante de hace dos semanas que según el defensa ni siquiera fue tal “porque nosotros no dejamos de entrenar, tan sólo entrenamos a un menor ritmo, en esto la gente está muy equivocada”.

El central, que ha sido titular indiscutible, asegura que “aquello se hizo como toque de atención a Luis Oliver, porque aquí hay jugadores con familias, hijos que necesitan comer, gente, como es mi caso, que sólo se dedica al fútbol; y para que se diera cuenta de que se nos debían dos meses y a saber cuántos más se nos iba a deber. Gracias a nosotros, al menos han pagado un mes a mis compañeros aunque qué casualidad que ha pagado cuando hacemos la reivindicación”, comenta.

“No sé por qué nos ha tocado a nosotros, no sé si es que se creen que nosotros manejamos el vestuario; supongo que lo han hecho para dar un golpe de autoridad y callar a los demás, para decir que “soy más chulo que tú” y así no son las cosas, porque nosotros no somos más chulos que nadie, pero cuando a uno se le deben dos meses, se debe piso, no tengo para darle de comer a mi hija y no veo que nos digan que vamos a cobrar un día exacto... había que hacer algo”, sostiene. Ahora, “somos los apaleados, porque nos han dejado sin trabajo y además no podemos fichar por ningún equipo hasta que no nos den la baja, el tiempo pasa, sigo sin poder trabajar, sin hacer lo que más me gusta y moralmente estamos hundidos, que es lo que querían ellos, vernos hundidos, porque para ellos éramos los cabecillas de un motín que no ha existido”.

Así que tanto Salas como el resto de jugadores perjudicados no han tenido otro remedio que poner el caso en manos de la AFE. “Yo lo que espero es que la gente no me eche en cara que pida mi dinero después de lo que estoy pasando, o que me digan que el Xerez va a desaparecer por culpa de las denuncias. Yo lo he dado todo por la camiseta el tiempo que he estado y que la gente tenga claro que conmigo ni siquiera han estado dispuestos a negociar, a que les pueda decir dame cuatro en lugar de cinco”. Y es que el defensa cordobés considera “injusto que reciba mensajes diciéndome que la temporada pasada los jugadores lo pasaron peor. Yo me dedico a esto, tengo una niña, llevo dos meses sin cobrar, me he tenido que venir a Ceuta a casa de mi suegro, buscando trabajo y si me sale algún equipo encima no puedo jugar porque no tengo la baja federativa”, lamenta el zaguero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios