NO ME COMES NADA

Receta de Focaccia de gorgonzola, nueces y miel

  •  Un plato tradicional de la cocina italiana muy relacionado con la popular pizza

Receta de Focaccia de gorgonzola, nueces y miel Receta de Focaccia de gorgonzola, nueces y miel

Receta de Focaccia de gorgonzola, nueces y miel

Ingredientes 

  • 450 g de harina de fuera
  • 350 ml de agua muy fría
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 3 g de levadura seca de panadero
  • 9 g de sal
  • Queso gorgonzola
  • Nueces
  • Miel

Preparación

  1. En un bol amplio ponemos todos los ingredientes y los mezclamos hasta obtener una masa homogénea. Como es una masa con alto porcentaje de hidratación (88%) se pega fácilmente a las manos por lo que es más cómodo mezclar los ingredientes con ayuda de alguna herramienta (una rasqueta de panadero, cubierto de madera, etc.).

  2. Para que sea más fácil preparar esta focaccia de gorgonzola, nueces y miel, no vamos a amasar. En este tipo de masas con mucha hidratación, lo más fácil es usar el reposo como amasado. Para ello, simplemente realizaremos 4 pliegues a la masa (arriba, abajo, izquierda y derecha) y la dejaremos reposar durante unos 30 minutos. Repetiremos el proceso de plegado 4 veces, es decir, tardaremos un total de hora y media.

  3. Si no estáis muy familiarizados con los pliegues, os recomiendo que leáis la receta del pan sin amasado porque allí lo explico mejor y hay fotografías del proceso.

  4. Una vez lista la masa, untamos un bol con un poco de aceite, ponemos la masa en el bol y la metemos tapada en la nevera para hacer una fermentación en frío durante 24h.

  5. Al día siguiente volcamos la masa sobre una bandeja/fuente, que habremos untado generosamente con aceite, donde dejaremos que la masa haga una segunda fermentación a temperatura ambiente. Dependiendo de la temperatura del lugar, tardará entre 2 horas o 2 horas y media en leudar. Durante este proceso, realizaremos 3 o 4 veces los 4 pliegues que os he comentado antes, para crear tensión en la masa y favorecer que aparezcan burbujas que le darán esponjosidad a nuestra focaccia.

  6. Pasado este tiempo, volcamos la masa en la bandeja del horno, sobre papel vegetal ligeramente untando en aceite. Solo necesitaréis dar la vuelta a donde tenemos la masa y caerá sobre la bandeja por su propio peso. Presionando con los dedos, iremos estirando la masa hasta que ocupe casi toda la bandeja del horno. No es necesario estirarla de una sola vez, es mejor hacerlo en 2/3 tandas, dejando reposar 10 minutos la masa, así conseguiremos estirarla bien sin romper las burbujas de aire que se hayan formado.

  7. Ponemos por encima de la focaccia el queso gorgonzola, las nueces y vertemos un poco de miel. Metemos al horno precalentado a 200ºC durante unos 15-20 minutos. Como siempre, el tiempo puede variar dependiendo del horno así que será mejor controlarla para que no se queme.

  8. Sacamos del horno, la dejamos enfriar completamente sobre una rejilla y ya estará lista nuestra focaccia de gorgonzola, nueces y miel.

Una receta original y sin mucha complicación que es rápida de preparar. Si quieres ver las imágenes del proceso, pincha aquí para ver la entrada completa en el blog de Guillermo Osorio ‘No me comes nada’.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios