Sucesos | Vídeo La Guardia Civil localiza a un migrante oculto en un saco de cemento en Melilla

  • Los agentes llegan a temer por su vida en los primeros instantes tras localizarle en la cuba de remolque de un camión en el Puerto

Vídeo: Localizan a un migrante oculto en un saco en el Puerto de Melilla.

Está vivo!", gritan varios de los guardias civiles entre la sorpresa y el alivio, mientras que el hombre, al saberse descubierto, no oculta su enfado y arrea un golpe al lateral de la cuba de metal en la que pretendía embarcar hacia la Península, oculto entre sacos que parecen cemento o cenizas, y cubierto de polvo.

Ha ocurrido este fin de semana en el Puerto de Melilla, donde la Guardia Civil ha localizado a un migrante de origen magrebí que se había escondido en uno de los sacos de un cargamento de cemento de un camión para tratar de cruzar el Mar de Alborán. 

El vídeo de la inspección al remolque comienza con el agente revisando uno de los sacos. Su compañero aventura: "A lo mejor no hay nadie". "Aquí hay alguien", responde casi al momento el funcionario, quien instantes después toca una pierna que parece inerte, que se mueve como si fuera de trapo.  

En ese momento, el agente reclama a gritos un cuchillo para abrir la saca y una ambulancia. "¡No se mueve! ¡Llama a una ambulancia!", implora. Son unos segundos angustiosos en los que el guardia civil rasga el saco hasta que, de repente, el hombre que se ocultaba en su interior comienza a moverse con nerviosismo, casi espasmódico. Viste una sudadera con capucha y un pantalón cuyos colores ni se distinguen entre el gris del polvo de cemento. 

Al saberse descubierto, el hombre hace el amago de revolverse, posiblemente movido por la decepción, mientras que el agente le hace un gesto tranquilizador con el brazo y se identifica como "Policía" ante el polizón. El migrante, superada la confusión y con un enfado creciente, rezonga: "Estaba durmiendo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios