Rodaje de 'The Crown' Netflix convierte el Guadiaro en Australia

  • La plataforma de contenidos rueda escenas de su exitosa serie ‘The Crown’ ambientadas en Nueva Gales del Sur en el Valle del Guadiaro 

  • El hermetismo marca el trabajo de la producción

El Rolls Royce escoltado por coches policiales australianos cruza el puente de hierro de Guadiaro. El Rolls Royce escoltado por coches policiales australianos cruza el puente de hierro de Guadiaro.

El Rolls Royce escoltado por coches policiales australianos cruza el puente de hierro de Guadiaro. / Jorge del Águila

Netflix juega al despiste. Y también al escondite. Porque hay mucho dinero en juego y cualquier detalle que se escape supone dar pistas sobre lo que millones de personas podrán ver en unos meses en la tranquilidad de sus hogares. En una de esas tardes de sofá, mantita y peli que los millennials llaman ahora Netflix and chill.

Solo así puede explicarse que un flamante Rolls Royce descapotable cruzara ayer el puente de hierro sobre el río Guadiaro escoltado por varias motocicletas y cuatro Ford Taunus rotulados como vehículos policiales australianos de los años 80. Con sus volantes a la derecha y todo.

Se trataba del rodaje de una secuencia de la cuarta temporada de The Crown, la exitosa serie de la plataforma de streaming que narra la vida de Isabel II y su familia. La tercera temporada está a punto de estrenarse, el próximo 17 de noviembre, y estos días Andalucía sirve como plató para escenas ambientadas en plena etapa de felicidad de los Príncipes de Gales que acabó cayendo como un castillo de naipes.

El Valle del Guadiaro, con parajes en Guadiaro y Tesorillo, fueron el escenario para varias tomas en espacios abiertos. El corte de dos carreteras reveló la presencia del equipo, que días antes había rodado en pleno centro histórico de Málaga, frente a la catedral. Y una delatora matrícula del estado australiano de Nueva Gales del Sur en el coche policial que encabezaba el séquito fue la única pista sobre la localización recreada, prácticamente las antípodas de Guadiaro, que dejó tras de sí el hermético rodaje que la productora Palma Pictures realiza en España para esta serie de éxito en su fugaz paso por la comarca.

En Palma Pictures respondieron amablemente al teléfono y a la solicitud de información sobre cualquier detalle del rodaje. Por pequeño que fuera. Emplazaron con gran cortesía a una posible llamada de un responsable que no se produjo, mientras que en el Valle del Guadiaro hubo quien situó el epicentro del trabajo en una finca con una casa de tipo colonial. Por la zona también se dejaron ver varios Jaguar de unos 35 años de antigüedad y con placas británicas sobre un camión.

Dos Jaguar con placas británicas de mediados de los años 80. Dos Jaguar con placas británicas de mediados de los años 80.

Dos Jaguar con placas británicas de mediados de los años 80. / Jorge del Águila

El mayor número de horas diurnas, unos costes más baratos y la garantía de que la lluvia no fastidiará horas de preparativos son algunas de las razones para desplazar un rodaje de una producción a España.

Habrá que esperar para comprobar si el puente de hierro sobre el Guadiaro, construido a finales de los años 20 del pasado siglo, pasa finalmente a ser en la ficción una pasarela en algún rincón perdido de la isla en la que los protagonistas de la serie se evaden de la prensa, que por aquel entonces asediaba cada movimiento del príncipe Carlos y Diana de Gales. Quizás este texto sea el primer spoiler de la cuarta temporada. Veremos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios