Salud

¿Hay riesgo de contraer bacterias 'come carne' en las playas de Andalucía?

La playa de Getares, en Algeciras La playa de Getares, en Algeciras

La playa de Getares, en Algeciras / Jorge del Águila

El mes de julio no está siendo plácido en Florida. En apenas unos días dos personas han fallecido tras contraer la bacteria Vibrio vulnificus o 'come carne', denominada vulgarmente así por la fascitis necrosante que puede llegar a provocar en ciertos individuos, tras un proceso de infección severa de los tejidos.

Este fue el caso de Lynn Fleming y de Dave Bennet, quienes tras bañarse en las cálidas aguas de Florida entraron en un proceso infeccioso que comenzó con estadios de fiebres, escalofríos y calambres para luego propagarse por el cuerpo rápidamente y causar la muerte en apenas 48 horas.

En el caso de Lynn Fleming, tuvo la mala suerte de tropezar y hacerse una incisión en la pierna antes de entrar en contacto con el agua del mar. La herida fue la puerta de entrada de Vibrio, que puede causar (como así sucedió) una infección de la piel cuando una herida abierta se expone a agua salobre o salada.

La bacteria, presente en aguas cálidas y salobres, puede provocar una infección subcutánea severa, seguida de fasticis necrosante y la muerte en apenas 48 horas

El caso de Dave Bennet, fallecido hace apenas unos días, tuvo igual desenlace, pero en este caso murió 48 horas después de disfrutar de baños en la playa sin incidencia alguna.

La causa de la complicación tras contraer la bacteria se debió, según el informe médico difundido después, a la inmunodepresión que sufría  Dave, quien acababa de ser sometido a un tratamiento oncológico.

Ante estos y otros episodios de menor calado protagonizados por la bacteria 'come carne' (más frecuentes pero que han quedado afortunadamente en simples heridas infectadas), el Departamento de Salud de Florida anunció que se están “tomando en serio este problema” y recomendaba a sus ciudadanos que eviten pasar tiempo en jacuzzis, piscinas o en el mar en el caso de tener una herida abierta.

¿Qué posibilidades hay de que esto ocurra en nuestras playas?

Según microbiólogos consultados por este periódico, el riesgo de contraer la bacteria Vibrio vulnificus es escaso puesto que este tipo de microorganismos tienen su hábitat natural en aguas que son cálidas y salobres (una mezcla de agua dulce y agua de mar que comúnmente se encuentra donde los ríos desembocan en el mar, lo cual hace que la concentración de sal sea menor), condiciones que no reúnen nuestras costas.

Aguas como las nuestras no reúnen las condiciones para que prolifere la bacteria 'Vibrio vulnificus' Aguas como las nuestras no reúnen las condiciones para que prolifere la bacteria 'Vibrio vulnificus'

Aguas como las nuestras no reúnen las condiciones para que prolifere la bacteria 'Vibrio vulnificus'

Según explican los científicos, "las bacterias Vibrio proliferan solo en ciertas aguas costeras y están presentes en concentraciones mayores entre los meses de mayo y octubre del hemisferio norte, cuando las temperaturas del agua son más altas".

El microorganismo prevalece los ambientes marinos costeros de todo el mundo que reúnen estas características y es por ello que en zonas como Florida todos los años se den varios casos de contagio por la bacteria 'come carne', aunque un bajo porcentaje desemboca en fascitis necrosante e, incluso, en fallecimiento si las personas afectadas sufren cuadros de inmunodeficiencia, como fue el caso de Dave.

Las mayores probabilidades de complicaciones tras la infección se dan en personas con el sistema inmunológico debilitado, como fue el caso de Dave

Según un informe del Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) sobre los Criterios microbiológicos para las especies patógenas del género Vibrio, "V. vulnificus raramente causa enfermedad grave en individuos sanos, mientras que en pacientes con problemas de salud, como enfermedades crónicas del hígado, diabetes, hemacromatosis, SIDA, tumores malignos y situaciones de inmunosupresión, el riesgo es elevado; de hecho, los individuos con el sistema inmune alterado o con enfermedades hepáticas están 80 veces más predispuestos a padecer situaciones de septicemia que los individuos sanos".

En cuanto al índice de mortandad, los CDC (Centros para el control y la prevención de enfermedades) estiman que cerca de 1 de cada 5 personas con este tipo de infección muere, a veces entre uno o dos días después de la infección, como han sido los recientes casos de Lynn Fleming y de Dave Bennet en Florida.

La más temida de las especies de Vibrio, la 'vulnificus' o "come carne", queda muy lejos de nuestro alcance no solo en Andalucía, sino en el resto de España y Europa

Dicho esto, los expertos consultados coinciden en que no existe motivo alguno de alarmas en nuestras costas y aseguran que, afortunadamente, la más temida de las especies de Vibrio, la vulnificus o "come carne", queda muy lejos de nuestro alcance no solo en Andalucía, sino en el resto de España y Europa, entre otras circunstancias porque en nuestras playas no se dan las condiciones climáticas ni orgánicas para que esta bacteria pueda proliferar con facilidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios