Campo de Gibraltar

Seis años de prisión y 15 millones de multa por tráfico de cocaína en piñas

  • La Audiencia Provincial condena también a dos cómplices a tres años de cárcel y 10 millones de multa

  • La droga fue encontrada en contenedores que llegaron al Puerto de Algeciras

Una de las piñas incautadas con cocaína en su interior Una de las piñas incautadas con cocaína en su interior

Una de las piñas incautadas con cocaína en su interior

Aparentemente eran dos empresas dedicada a la importación de productos alimentarios, pero tras ellas se escondía una red de tráfico de cocaína en contenedores. La Policía Nacional y la Agencia Tributaria lograron desarticular la organización y ahora la Audiencia Provincial de Cádiz ha impuesto pena a sus integrantes por un delito contra la salud pública: seis años y 15 millones de euros de multa para los gestores de una de las sociedades y tres años y 10 millones de multa a sus cómplices.

El uso de frutas varias para ocultar droga es bien conocido por los cuerpos de seguridad, que vigilan atentamente determinadas mercancías. En este caso fueron las autoridades de Costa Rica las que avisaron a la Policía en 2015 de la existencia de cuatro contenedores que podrían trasladar estupefacientes, que navegaban en dirección al Puerto de Algeciras para desde allí ser derivados a una empresa en Barcelona y a Italia.

Al llegar a puerto, los cuerpos de seguridad abrieron los contenedores y entre los palés de fruta encontraron 80 piñas cuyo interior había sido vaciado, conteniendo en su interior un cilindro que dio positivo a la prueba de la cocaína.

Decidieron vigilar la entrega de los contenedores, cuyo destino además había sido modificado: ahora dos iban a la empresa de Barcelona y dos a una empresa de Madrid. Otros cuatro contenedores llegarían posteriormente para esas dos empresas, también con 80 cilindros de cocaína en su interior.

Los investigadores comprobaron que una de las empresas, de la que eran titulares J. A. L. C. y su hijo M. A. L. C., ambos de origen colombiano, ya había recibido importaciones anteriores procedentes del mismo destino y con la misma mercancía. Pese a ello, carecía de trabajadores y no tenía actividad aparente en horario comercial.

Los investigadores constataron asimismo que en días previos a la llegada de los contenedores los procesados hacían gestiones con D. L. P. A., también de origen colombiano, que se encargaba de hacer de intermediaria en la recepción y distribución de la sustancia.

Al llegar uno de los contenedores a la empresa vigilada, padre e hijo estaban allí para recibirlo y fueron detenidos.

En el caso de uno de los contenedores dirigidos a Madrid las gestiones para su traslado fueron efectuadas por J. M. V. C., que era el encargado de recepcionar la mercancía y también fue detenido durante la operación.

En total, en esos ocho contenedores la sustancia intervenida fue de 142,8 kilogramos de cocaína, con un valor de 4,9 millones de euros. No obstante, en el global de la operación los cuerpos de seguridad intervinieron once contenedores con hasta 200 kilos de cocaína en su interior.

La sección de Algeciras de la Audiencia Provincial condena a los cuatro procesados de la red (con su conformidad) por un delito contra la salud pública en su modalidad de sustancia que causa grave daño a la salud. A J. A. L. C. y M. A. L. C. los considera autores criminalmente responsables y por ello los condena a seis años de prisión y multa de 15 millones de euros. En el caso de D. L. P. A. y J. M. V. C., el tribunal los considera cómplices, por ello la pena es de 3 años y 10 millones de multa con responsabilidad personal subsidiaria de un día de arresto sustitutorio en caso de impago por solvencia acreditada. En ambos casos son las penas solicitadas por la Fiscalía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios