Campo de Gibraltar

Marruecos prorroga el estado de emergencia sanitaria hasta el 10 de noviembre

  • Es la séptima prolongación desde el pasado marzo, cuando se decretó el cierre de las fronteras

Ciudadanos marroquíes pasan a su país desde Ceuta en una apertura puntual de la frontera. Ciudadanos marroquíes pasan a su país desde Ceuta en una apertura puntual de la frontera.

Ciudadanos marroquíes pasan a su país desde Ceuta en una apertura puntual de la frontera. / Reduan Dris /EFE

El Gobierno de Marruecos ha acordado extender durante un mes más, hasta al menos el próximo 10 de noviembre, el estado de emergencia para luchar contra la Covid-19. De esta manera el país alauita seguirá con sus fronteras cerradas, incluidas las portuarias, por lo que los pasajeros seguirán sin poder cruzar el Estrecho por el Puerto de Algeciras.

El estado de emergencia sanitaria en Marruecos es el equivalente al estado de alarma español, pero en el reino alauita se mantiene aún activo, aunque con menos restricciones de las que se pusieron cuando se instauró, allá por el mes de marzo. La actual prórroga finalizaba este sábado, 10 de octubre, pero se ha ampliado un mes más por séptima vez. 

“El Gobierno es consciente de que algunas de estas medidas tienen un impacto directo en la vida social y económica de los ciudadanos, pero son medidas necesarias tomadas por todo el ejecutivo, especialmente cuando no hay una medicina directa para tratar la epidemia”, ha explicado el jefe del Ejecutivo marroquí, Saad Dine El Otmani.

Marruecos decretó el pasado 13 de marzo un cierre total de sus de sus fronteras al movimiento de viajeros (pero no de mercancías) que cambió desde el mes de junio.

Desde esa fecha, comenzó una desescalada que ha ido suavizando las distintas medidas restrictivas, aunque no en la medida que reclamaba el sector turístico, vital para la economía del país por su aporte en divisas y su creación de empleos.

De momento la única vía de entrada o salida de pasajeros es la aérea con vuelos de algunas compañías, y con restringido tráfico de viajeros por mar, mientras que permanecen hasta ahora cerradas las fronteras terrestres con las ciudades españolas de Ceuta y Melilla.

Por otra parte, las autoridades marroquíes, para frenar la aparición de focos de contagios con las medidas de desconfinamiento decretadas desde el pasado junio, han ido tomando restricciones locales. Desde el pasado mes de septiembre, las autoridades cerraron los accesos e impusieron un toque de queda en Casablanca, capital económica del país y donde se registra el mayor número de contagios diarios.

La propagación del virus en Marruecos ha sido muy lenta en los primeros meses tras la declaración de la enfermedad, pero ha tenido repuntes exponenciales en los últimos meses. Según el último balance del Ministerio de Sanidad, el país magrebí ha registrado hasta ahora un total de 140.024 casos de contagios, de los cuales 118.142 se curaron y 2.439 fallecieron.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios