Salud

La preocupación por el coronavirus crece en la Semana Santa del Campo de Gibraltar

  • Los presidentes de los consejos locales trabajan llenos de "incertidumbre"

  • Algeciras ya ha vendido todas las sillas y este jueves llega a la ciudad el Resucitado

  • La Línea ultima su revista y el resto de preparativos con "inquietud"  

Un bote de desinfectante y una caja de pañuelos de papel, a los pies del Medinaceli de Algeciras. Un bote de desinfectante y una caja de pañuelos de papel, a los pies del Medinaceli de Algeciras.

Un bote de desinfectante y una caja de pañuelos de papel, a los pies del Medinaceli de Algeciras. / Erasmo Fenoy

Los cofrades del Campo de Gibraltar iniciaron hace semanas la cuenta atrás mental hacia el 5 de abril, el esperado Domingo de Ramos, mientras cada hermandad incrementa el trabajo diario con la vista puesta en su día grande de la Semana Santa. Unos y otros no han variado en las últimas horas, ni la expectación ni la tarea, pero ahora lo hacen con el ceño fruncido. La preocupación y la incertidumbre se ha instalado definitivamente en las cofradías de la comarca por la posibilidad, que ven ahora más cerca que nunca, de que la pandemia del coronavirus termine por obligar al Gobierno a suspender las procesiones este año. 

Manuel Delgado Cerro y Juan Correa, presidentes del Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Algeciras y La Línea, respectivamente, son ejemplos de ello. Ambos intentan proseguir su trabajo con normalidad, ya que por ahora no tienen ninguna noticia oficial de que la Semana Santa 2020 se vaya a cancelar, pero se confiesan "preocupados" y llenos de "incertidumbre", mientras intentan responder las preguntas que les plantean durante cada jornada los hermanos de sus ciudades, cada vez más nerviosos porque se temen lo peor.

Que Delgado Cerro no para pese a todo no es una forma de hablar. Este jueves viaja a Ronda para recoger la imagen del Resucitado que la Real Hermandad del Santo Entierro rondeña ha cedido por segundo año consecutivo para que pueda procesionar en la mañana del Domingo de Resurrección en Algeciras. La hermandad de La Borriquita aprobó el año pasado suprimir esta advocación debido al mal estado que presentaba la figura y al alto coste de su restauración, que finalmente se está realizando.

Además, el presidente del Consejo Local de Algeciras explica con satisfacción que ya se han vendido al completo 720 sillas para la carrera oficial a su paso por la Plaza Alta, es decir, se ha superado el número del año pasado (701) con creces. Si sigue aumentando la demanda, se podrían instalar hasta 250 más en el perímetro interior de la Plaza Alta. 

En Algeciras, donde el coronavirus obligó a las hermandades del Nazareno y el Santo Entierro a cancelar su besapiés, está previsto que se presente la revista de Semana Santa este viernes 13 de marzo.

En Sevilla o Huelva se están suspendiendo o alterando ya los primeros ensayos de costaleros, algo que de momento en Algeciras no se contempla, a la espera de lo que dicte el Obispado, como tampoco se plantea en La Línea, donde Juan Correa continuó ayer con la confección de la revista de Semana Santa, mientras se confiesa "muy expectante". "No sabemos qué va a pasar, pero estamos muy preocupados, porque ya se han suspendido las Fallas y los próximos somos nosotros", manifiesta Correa, que afirma que las hermandades linenses siguen al pie de la letra las "recomendaciones" que realizó el Obispado para esta Cuaresma y, a partir de ahí, está "muy pendiente de lo que pueda surgir". "Tenemos esa inquietud, pero nos lo estamos tomando muy en serio para no cometer fallos y habrá que acatar lo que nos digan por la salud de los devotos", concluye.    

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios