Coronavirus | Control de la Covid-19 Así es el trabajo de los rastreadores en el Campo de Gibraltar

  • 48 profesionales sanitarios del servicio de Epidemiología forman el equipo encargado de la toma de muestras y rastreos para los dos distritos de Salud en la comarca

  • Cuentan con el apoyo de otras 27 personas en Atención Primaria

Un sanitario toma muestras en el tunel autocovid del Hospital Punta de Europa de Algeciras. Un sanitario toma muestras en el tunel autocovid del Hospital Punta de Europa de Algeciras.

Un sanitario toma muestras en el tunel autocovid del Hospital Punta de Europa de Algeciras. / Nacho Marín

Una llamada de teléfono vital para cortar la propagación de la Covid-19. Detectar lo más rápido posible un caso positivo de coronavirus y contener los brotes. Es la misión que tienen encomendada 48 profesionales sanitarios que trabajan en la detección de los casos y como rastreadores en el servicio de Epidemiología del Servicio Andaluz de Salud en el Campo de Gibraltar para las dos áreas sanitarias de la comarca Este y Oeste.

El equipo está compuesto por dos epidemiólogas, un supervisor de residencias, dos enfermeras de epidemiología, ocho administrativas, 28 rastreadores (entre enfermeros y documentalistas) y siete enfermeros recogiendo muestras PCR en dos puntos de Autocovid (uno en La Línea y otro en Algeciras).

A estos profesionales hay que sumar trabajadores de los centros de Atención Primaria que se encuentran en disposición de realizar rastreos cuando son necesarios y otros que realizan esta labor en jornada complementaria si se precisa, según explican a Europa Sur desde el Servicio Andaluz de Salud.

El equipo empieza su actividad a las 8:00 y se prolonga hasta las 21:30 todos los días, incluyendo los domingos. Trabajan como un callcenter para reconstruir la cadena de contactos estrechos de un positivo por Covid-19. Salvo los rastreadores y enfermeros encargados de las tomas de muestras, el resto del personal de Epidemiología dedica parte de su jornada a otras tareas relacionadas con la salud pública como los cribados de cáncer de colon y de mama o las enfermedades de declaración obligatoria.

Los casos positivos llegan a Epidemiología por dos vías: desde los laboratorios de microbiología tras una prueba PCR o por los centros de salud con los test de antígenos. A partir de ese momento, se inicia el rastreo. Se contacta telefónicamente con la persona de que ha tenido el resultado positivo y se inicia el estudio de contactos para proceder a aislarlos y que el virus no se propague.

Para realizar esta tarea se ha empezado a utilizar una aplicación informática (APEX), que permite tener localizados a los casos positivos y sus contactos. Además, a través de esta aplicación los centros de salud pueden hacer el seguimiento de esos casos positivos y contactos con síntomas, mientras que los asintomáticos son seguidos desde Salud Reponde.

El equipo de Epidemiología en sus instalaciones de Algeciras. El equipo de Epidemiología en sus instalaciones de Algeciras.

El equipo de Epidemiología en sus instalaciones de Algeciras.

El equipo humano cuenta con el apoyo de Atención Primaria. Hasta 27 profesionales trabajan estrechamente con el equipo de Epidemiología haciendo estudios de contactos, lo que eleva a 75 los profesionales implicados en esta tarea. 

El Servicio Andaluz de Salud asegura que los rastreadores han conseguido iniciar el seguimiento de casos positivos en el mismo día del resultado del laboratorio. Algo fundamental en una enfermedad que se contagia con rapidez.

La colaboración de la ciudadanía resulta vital. No solo para iniciar el aislamiento en el domicilio. Al facilitar toda la información que solicita el personal sanitario contribuye a controlar la expansión de la enfermedad. 

Evolución ajustada a la pandemia

La cifra de profesionales que se dedican al seguimiento y control de la pandemia en los ocho municipios campogibraltareños ha ido variando desde marzo y se va ajustando a la situación epidemiológica que hay en cada momento, con el objetivo de dar la mejor respuesta, segun el SAS.

Al inicio de la primera ola, el servicio de Epidemiología estaba formado por tres administrativas, una epidemióloga, una enfermera y un responsable de residencias. A ellos se unió un médico de admisión, dos residentes de medicina de familia, una residente de enfermería y tres enfermeros para la recogida de muestras. En aquel momento, se habilitaron nuevos espacios de trabajo en los módulos de apoyo administrativo del Hospital Punta de Europa, unos espacios que se han ido incrementado conforme se aumentaba también la plantilla.

Colegios y residencias

Los profesionales sanitarios del Campo de Gibraltar tienen entre sus misiones controlar la pandemia en los centros educativos y sociosanitarios, fundamentalmente en las residencias de mayores. La colaboración con el personal de Educación y Políticas Sociales es estrecha.

En el caso de los centros sociosanitarios, se han efectuado en diferentes ocasiones test serológicos de diagnósticos rápidos, se han hecho cribados de PCR a partir del 1 de septiembre y se han realizado test de antígenos a partir del 24 de septiembre, explican desde Salud. A estas pruebas se suman pruebas PCR cuando ha procedido, así como la medicalización de las residencias en las que la situación ha sido más delicada.

En los centros educativos, también se indica la realización de tests en los casos establecidos en el protocolo conjunto entre las Consejerías de Educación y Salud y Familias.

El servicio de Epidemiología también se ha encargado de gestionar la realización de test serológicos en sectores como el propio personal sanitario, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, farmacias, personal de Educación, Justicia, universidades o el personal de ayuda a domicilio para tratar de poner freno al virus.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios