EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus El Campo de Gibraltar toma la calle a medias en la fase 1 de la desescalada

Varias personas toman un café en la calle Real de La Línea Varias personas toman un café en la calle Real de La Línea

Varias personas toman un café en la calle Real de La Línea / Erasmo Fenoy

Amanecía el día 1 de la fase 1 con un debate abierto en cada familia, en cada grupo de amigos. En un lado, aquellos que prefieren dejar pasar algo más de tiempo antes de lanzarse a la calle o que directamente tienen miedo a salir (ya tenemos nombre para ese sentimiento, el síndrome de la cabaña). En el otro, quienes estaban deseando pisar acera, terraza y suelo comercial, tanto que en cuanto ha arrancado el día se han lanzado a la calle. Y esa diatriba se reflejaba en el primer día de la desescalada en calles animadas a media mañana y menos después en los centros de Algeciras y La Línea. 

En la retina estaba el antecedente del primer día de deporte y paseos que se convirtió en una auténtica feria. Esta mañana se ha vivido otra imagen llamativa, por el contraste de las calles vacías de las últimas semanas con la salida de muchos de los vecinos que llevan desde el 14 de marzo a la espera, pero no tan tumultuosa. No obstante, han sido pocos los bares que han estrenado la desescalada: las limitaciones de las terrazas al 50% del aforo no dan a muchos para cubrir los gastos de la reapertura de los locales. Y también han sido bastantes los comercios que han optado por permanecer cerrados: en su caso, se limita el aforo a un 30%, con la necesidad de mantener dos metros de distanciamiento y fuertes medidas de higiene que en muchos casos todavía se están empezando a implementar. También están todavía por interiorizar en la ciudadanía: los dos metros de distanciamiento han estado mejor cumplidos en las mesas que en las calles y el uso de la mascarilla está aún poco extendido para la aglomeración de personas que se vive en algunos momentos. 

"Llevamos dos meses encerrados, teníamos muchas ganas de salir", se justificaba un matrimonio de ancianos en Algeciras al ser preguntados sobre su presencia en uno de esos momentos de aglomeración. Era su horario de paseo, de 10.00 a 12.00, aunque para el público en general (quizás también para más de un representante público) la combinación de horarios de paseo y deporte y posibilidad de moverse por la provincia sin limitación ha creado más confusión que certezas. ¿Puedo ir a la peluquería en otro municipio? ¿Y a visitar a mis padres a cualquier hora? ¿Ya puedo salir del término municipal con la bici? Las dudas no han impedido no obstante la salida. "Es hora de apoyar al comercio y los bares", argumentan algunos. 

Varias personas en un velador en la Plaza Andalucía Varias personas en un velador en la Plaza Andalucía

Varias personas en un velador en la Plaza Andalucía / Nacho Marín

Aunque ese apoyo no se ha notado a la hora del almuerzo en Algeciras: conforme se acercaba, las calles se han ido vaciando y ha vuelto la imagen previa a la desescalada, con la novedad de los veladores en la Plaza Neda y Andalucía pero bastantes libres. Más llenas estaban las mesas de la Plazoleta San Isidro y vacía la calle Sevilla.

En La Línea, la calle Real volvía a mostrar el gusto de los linenses por un buen desayuno en el exterior: numerosas personas han retomado la costumbre y también ha habido afluencia de público paseando en este primer día de la nueva fase. Los comercios que han abierto han hecho gala de sus medidas de seguridad, como ha destacado el alcalde, Juan Franco. En el caso de La Línea, han sido mayoría los que han optado por abrir.

El regidor ha destacado que desde el Ayuntamiento se está trabajando para solventar las demandas planteadas por el sector hostelero en lo relativo a la ampliación de terrazas, con el objetivo de ir regularizando las condiciones con las máximas condiciones de seguridad.

En el centro gastronómico clásico del Campo de Gibraltar, Palmones, tampoco ha habido una explosión en este primer día. Pocos establecimientos han optado por la apertura bajo las restricciones impuestas por el Gobierno. "No compensa", resume uno de los hosteleros de la zona. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios