Marítimas

El buque grúa más grande del mundo recala en la Bahía de Algeciras

  • El 'Sleipnir' toma su nombre del caballo de Odín, mide 220 metros de largo y 102 de ancho

  • Es sumergible y capaz de levantar plataformas petrolíferas de 20.000 toneladas

El 'Sleipnir'. El 'Sleipnir'.

El 'Sleipnir'. / Heerema Marine Contractors

Basta con observar el mar de noche para verlo como una pequeña ciudad iluminada que hubiera emergido del fondo de la Bahía de Algeciras. Se trata del buque grúa sumergible más grande del mundo, el Sleipnir, capaz de levantar instalaciones petrolíferas de hasta 20.000 toneladas y que se encuentra fondeado en medio de la Bahía desde el pasado sábado. 

Este gigante del mar, que toma su nombre del caballo gris de ocho patas de Odín en la mitología escandinava, mide 220 metros de largo y 102 metros de ancho, dimensiones que lo hacen único en el mundo, y fue diseñado por la compañía holandesa Heerema para realizar instalaciones de equipos submarinos, servicios de desmantelamiento, levantamiento de cargas pesadas en instalaciones de petróleo y gas en alta mar.

La Autoridad Marítima de Panamá le otorgó su bandera el pasado mes de mayo como resultado de las nuevas estrategias para la expansión del negocio que realiza su administración, con el fin de fortalecer y diversificar su flota, enfocado principalmente hacia los clientes que se sitúan en los mercados no tradicionales.

La embarcación, clasificada por Lloyd's Register of Shipping, fue registrada en Panamá por los consultores holandeses Hubel Marine B.V., operados por Erik A. de Koning.

Tiene un desplazamiento de 273,700 toneladas, puede alcanzar una velocidad de servicio de 10 nudos, una profundidad de 49,5 metros y un calado operativo de 12 metros a 32 metros. Además, la megaestructura marítima se encuentra equipada con dos grúas de 10.000 toneladas métricas de capacidad de elevación cada una, y un área de cubierta reforzada.

El Sleipnir tiene capacidad para una tripulación de 400 personas en cabinas individuales y dobles, equipadas con aire acondicionado y sistemas de calefacción. Posee además tres estaciones de botes salvavidas para asistir al buque en caso de peligro. Cuenta con una plataforma con diámetro de 28 metros y es capaz de manejar cargas, disponible para el despegue y el aterrizaje de un solo helicóptero de tipo Augusta Westland EH101 o Sikorsky S-92.

Sleipnir es el primer buque de la empresa Heerema que también puede funcionar con Gas Natural Licuado (GNL). Por eso aspira a ser un modelo a seguir en términos de sostenibilidad, por lo que los contratistas hicieron la inversión significativa para que también sea alimentado por combustible GNL y gasóleo marino (MGO).

Al operar con GNL, las emisiones de óxidos de azufre (SOx), óxidos de nitrógeno (Nox), hollín y otras partículas se reducen a prácticamente cero. Además, la emisión de CO2 se reduce en un 30%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios