RELIGIÓN

Comienza el Ramadán este lunes para los miles de musulmanes que viven en el Campo de Gibraltar

Varios hombres rezan en la mezquita Al-Huda, situada en la calle Montero Ríos, en una imagen de archivo.

Varios hombres rezan en la mezquita Al-Huda, situada en la calle Montero Ríos, en una imagen de archivo. / Erasmo Fenoy

Este lunes comienza el mes Ramadán para los miles de musulmanes que viven en el Campo de Gibraltar (un número sobre el que no hay datos fiables), periodo durante el que los fieles deben abstenerse de beber, comer, fumar y mantener relaciones sexuales en las horas diurnas.

El primer día del Ramadán se celebra coincidiendo con el noveno mes lunar y empieza con la aparición de la luna en fase creciente el último día de Sha'ban (octavo mes en el calendario lunar islámico). Al no corresponderse el calendario islámico, basado en los ciclos de la luna, con el gregoriano, cada año el Ramadán se adelanta unos 10 días.

La Comisión Islámica de España (CIE) ha acordado comenzar este lunes la festividad, a pesar de "la imposibilidad de la certera vista de la luna naciente" que establecía el comienzo del Ramadán en nuestro país para el martes. No obstante, y con el objetivo de "mantener la unión de la comunidad musulmana", la CIE ha decidido aceptar el sistema del cálculo astronómico que han tomado en consideración la mayoría de los países musulmanes y ha acordado para este 11 de marzo el arranque del Ramadán en España.

Esta festividad recuerda la primera revelación del Corán a Mahoma y tiene para los fieles musulmanes un especial significado religioso. La harira, el cordero y los dulces de almendra y miel son típicos de estas fiestas. Mezquitas como la Huda, en Algeciras, y otras muchas repartirán decenas de comidas diarias durante este mes de Ramadán a los musulmanes carentes de recursos.

Más allá de abstenerse de beber, comer, fumar y mantener relaciones sexuales en las horas diurnas, el Ramadán es uno de los cinco pilares del Islam, sirve de purificación espiritual y corporal, es un mes de reflexión y también de convivencia.

Durante este mes, se celebran cinco oraciones diarias, empezando por el rezo que coincide con el alba de la mañana ("Fajr") pasando por la oración de puesta de sol ("Maghrib"), en la que se toman dátiles y leche para romper el ayuno, hasta la oración de la noche ("Isha").

Están exentos del ayuno las personas enfermas, las mujeres embarazadas o con la menstruación, las de avanzada edad o los niños que aún no han llegado a la pubertad, entre otros. En muchos países musulmanes, como Marruecos, donde sí se ajustan muchos horarios, ingerir alimentos o agua en público durante el Ramadán es un delito penado con hasta seis meses de cárcel.

El Ramadán más triste

Mientras tanto, para Oriente Medio, este Ramadán será uno de los más tristes que recuerdan. El ambiente festivo que suele inundar las calles de los países de esta región del mundo, de abrumadora mayoría musulmana, se ha visto apagado por la guerra en el enclave palestino bajo el asalto de Israel.

Más de cinco meses después del terrible ataque del brazo armado del grupo palestino Hamás contra territorio israelí, que dejó unos 1.200 muertos y desembocó en este actual conflicto, más de 31.000 personas han muerto en Gaza, y donde ya se reporta que hay niños muriendo de hambre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios